El Banco de España ve alcanzable el objetivo de déficit para 2012

miércoles 21 de noviembre de 2012 11:19 CET
 

MADRID (Reuters) - El Gobernador del Banco de España, Luis María Linde, afirmó el miércoles que el objetivo de déficit del 6,3 por ciento pactado por España con las autoridades europeas para 2012 es accesible.

"Los objetivos deben de ser mantenidos y son accesibles, el esfuerzo fiscal ha de seguir adelante", dijo el funcionario tras intervenir en una sesión presupuestaria en el Senado.

En su intervención en la Cámara Alta, el Gobernador destacó que las mejoras en los datos de los últimos tres meses hacen accesible el cumplimiento del objetivo, pese a las dificultades y los riesgos por el incremento previsto de los gastos y la evolución incierta de los objetivos fiscales.

"Los datos en los últimos dos meses van bien en la buena dirección (sobre déficit), pero no quiero decir más que eso (...) Me parece que no es imposible que cumplamos el déficit este año", dijo el Gobernador del Banco de España durante un acto en el Senado.

Linde también se refirió a la situación de las negociaciones sobre el importe de la quita de las preferentes que han vendido bancos nacionalizados, afirmando que se sigue hablando con Bruselas, después de que la semana pasada una fuente dijera que, en el caso de Bankia, las negociaciones apuntan a un descuento inferior al 50 por ciento.

En cuanto a la revalorización de las pensiones, otro de los asuntos candentes para las finanzas españolas, Linde dejó claro que si se revalorizan en virtud al IPC de noviembre, como marca la Ley, habría que recortar o lograr ingresos que compensen ese desfase para no lastrar el objetivo de déficit.

"Si hay medidas que incrementan el gasto habrá que tomar otras medidas que reduzcan otros gastos, medidas compensatorias", explicó Linde a periodistas en los pasillos.

El Gobierno estimó la revalorización de las pensiones con un alza del 1 por ciento en la inflación, aunque hasta octubre los precios se habían incrementado en un 3,5 por ciento lo que podría arrojar un desfase de gastos de hasta 3.000 millones de euros.

 
El gobernador del Banco de España dijo que siguen existiendo riesgos de desviación en el cumplimiento de los objetivos de déficit públicos de 2012 y 2013 en España debido al incremento del gasto previsto por la deuda y por el desempleo y la evolución incierta de los ingresos fiscales en el actual escenario de contracción económica. En la imagen de archivo, una bandera de España frente a la sede del Banco de España en Madrid, el 24 de septiembre de 2012. REUTERS/Sergio Pérez