Las potencias mundiales se reúnen en Bruselas para hablar sobre Irán

miércoles 21 de noviembre de 2012 08:45 CET
 

BRUSELAS (Reuters) - Responsables de seis potencias mundiales se reunirán el miércoles en Bruselas para planificar una posible nueva ronda de negociaciones con Irán, en el más reciente esfuerzo por resolver una disputa de una década por su programa nuclear y evitar la amenaza de un conflicto militar.

La reelección del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha despejado el camino para unas nuevas negociaciones y los diplomáticos occidentales están ansiosos por comenzar pronto a medida que aumentan las señales de que Irán aún está desarrollando su capacidad nuclear.

Pero la oportunidad para lograr una solución negociada se está cerrando debido a la creciente alarma sobre los avances nucleares de Teherán en Israel, que ha amenazado con bombardear las instalaciones iraníes.

Es poco probable un ataque israelí, que podría generar más conflictos en Oriente Próximo, antes de las elecciones del 22 de enero, dicen expertos, lo que da a las seis potencias espacio para maniobrar.

"Ciertamente hay una ventana para lograr un acuerdo, pero esa ventana se está cerrando, y se cierra rápido. Finalmente depende de los iraníes el cumplir con sus obligaciones internacionales", dijo Ariel Ratner, ex designado por el Gobierno de Obama para temas sobre Oriente Próximo en el Departamento de Estado.

Con la esperanza de lograr un avance, y a pesar del profundo escepticismo respecto a que se pueda lograr un acuerdo con Teherán, las potencias -Reino Unido, China, Francia, Alemania, Rusia y Estados Unidos- están revisando su estrategia después de tres rondas de negociaciones que no han tenido éxito este año.

Su plan podría ser presentado a Irán en unas negociaciones, convocadas por la jefa de política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton, que según diplomáticos podrían celebrarse en los próximos meses en Estambul.

"La idea de la reunión (del miércoles) es coordinar el tipo de oferta que vamos a presentar a Irán", dijo un alto cargo occidental, familiarizado con la planificación.

Irán niega las acusaciones internacionales de que está buscando armas nucleares y hasta el momento se ha negado a cumplir con las exigencias de reducir sus actividades nucleares, insistiendo en que se levanten inmediatamente las sanciones en su contra.

Las potencias occidentales han rechazado eso en las rondas anteriores y en su lugar han ofrecido incentivos limitados que se concentran en la cooperación en tecnología. También han aumentado las sanciones que intentan que Irán, uno de los mayores productores mundiales de crudo, regrese a la mesa de negociación.

La presión de las sanciones aumentó el mes pasado, cuando los gobiernos de la Unión Europea redoblaron las restricciones al comercio con Teherán y prohibieron las importaciones de gas iraní, para completar el embargo de este año al crudo iraní.

 
Responsables de seis potencias mundiales se reunirán el miércoles en Bruselas para planificar una posible nueva ronda de negociaciones con Irán, en el más reciente esfuerzo por resolver una disputa de una década por su programa nuclear y evitar la amenaza de un conflicto militar. En la imagen, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad (I) es saludado por homólogo indonesio Susilo Bambang durante una reunión en Nusa Dua, Bali, el 9 de noviembre de 2012. REUTERS/Murdani Usman