Tropas sirias luchan por expulsar a los rebeldes de Damasco

martes 20 de noviembre de 2012 17:11 CET
 

AMÁN (Reuters) - Las tropas del presidente Bashar el Asad, apoyadas por tanques, luchaban el martes para expulsar a las fuerzas rebeldes de un bastión opositor en un suburbio de Damasco, en los combates más intensos registrados en meses en la capital de Siria.

Mientras, en el norte del país, combatientes rebeldes irrumpieron en una base aérea militar que Asad ha utilizado para bombardear las zonas cercanas a la frontera con Turquía.

A nivel internacional, el ministro turco de Exteriores turco dijo que los miembros de la OTAN han acordado proporcionar a Turquía un sistema de misiles Patriot para defenderse de los bombardeos transfronterizos provenientes de Siria.

Si bien el sistema sería sólo para fines defensivos, marca un endurecimiento en la oposición extranjera a Asad.

Los rebeldes también recibieron un impulso diplomático tras el reconocimiento oficial de Reino Unido a la opositora Coalición Nacional Siria, creada este mes para aumentar las posibilidades de obtener ayuda exterior y armas y presentarse como el representante legítimo del pueblo sirio.

Reino Unido se convirtió en el noveno país en reconocer a la oposición siria después de que lo hicieran Francia, Turquía y los países del golfo Pérsico.

Tras meses de lentos avances, los rebeldes capturaron varios lugares controlados por el Ejército en las regiones periféricas durante la semana pasada, entre ellos una base de las fuerzas especiales cerca de Alepo, el centro comercial de Siria.

Sin embargo, los rebeldes también han intentado llevar la rebelión al corazón de Damasco, el centro de poder de Asad.

Las tropas de elite de la Guardia Republicana, apoyadas por tanques, atacaron el bastión rebelde de Daraya, en el extremo sudoeste de la capital, y se encontraron con la feroz resistencia de los insurgentes, que permanecían allí tras días de bombardeos aéreos, dijeron fuentes de la oposición.   Continuación...

 
Las tropas del presidente Bashar el Asad, apoyadas por tanques, luchaban el martes para expulsar a las fuerzas rebeldes de un bastión opositor en un suburbio de Damasco, en los combates más intensos registrados en meses en la capital de Siria. En la imagen, edificios dañados por bombardeos de tropas leales al presidente sirio, Bashar el Asad, en Duma, cerca de Damasco, el 19 de noviembre de 2012. REUTERS/Abed Al-Kareem Muhammad/Shaam News Network/Handout ESTA IMAGEN HA SIDO PROPORCIONADA POR UN TERCERO. REUTERS LA DISTRIBUYE, EXACTAMENTE COMO LA RECIBIÓ, COMO UN SERVICIO A SUS CLIENTES. SÓLO PARA USO EDITORIAL, NI VENTAS NI ARCHIVOS NI PARA SU VENTA PARA CAMPAÑAS DE MARKETING O PUBLICIDAD.