La derecha francesa entra en caos tras unas discutidas primarias

lunes 19 de noviembre de 2012 12:49 CET
 

PARIS (Reuters) - La carrera para convertirse en líder de la oposición conservadora francesa entró el lunes en el caos después de que ambos contendientes se atribuyeran la victoria en una votación que ha puesto de relieve una profunda división entre el ala más dura y los moderados desde que el partido perdió el poder en mayo.

Jean-François Cope, del ala más a la derecha del partido y discípulo del ex presidente Nicolas Sarkozy, dijo que tenía 1.000 votos de ventaja ante el ex primer ministro François Fillon, que 20 minutos después declaró que iba ganando.

El recuento de papeletas se reanudó a las 10 a.m. después de una pausa provocada por denuncias de fraude, pero el caos ya ha desacreditado una consulta que estaba destinada a dar aire fresco a la derecha después de perder tras 17 años en la presidencia.

"Es una catástrofe. Los socialistas deben estar satisfechos con esto", se lamentaba en privado un miembro del equipo de Fillon. "Nicolas Sarkozy también debe estar feliz. Debe estar diciéndose a sí mismo que las cosas no están yendo bien sin él".

Aunque la consulta normalmente decidiría el candidato de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) para las elecciones presidenciales de 2017, los sondeos reflejan que dos terceras partes de los miembros del partido creen que Sarkozy está mejor situado para arrebatarle el poder a los gobernantes socialistas.

Sarkozy ha dicho a sus asesores que se sentiría obligado a volver si el presidente socialista, François Hollande, no consigue reavivar la alicaída economía de Francia.

"Incluso sin saber quién es el ganador, podemos declarar que el auténtico triunfador de esta votación se llama Nicolas Sarkozy", escribió el diario financiero Les Echos en un editorial.

Cope declaró a la televisión BFM que se habían contado más votos que firmas de los votantes, demostrando que hubo fraude.

Fillon, que afirmó que tenía más de 200 votos de ventaja, también se quejó de irregularidades en el proceso de votación.   Continuación...

 
La carrera para convertirse en líder de la oposición conservadora francesa entró el lunes en el caos después de que ambos contendientes se atribuyeran la victoria en una votación que ha puesto de relieve una profunda división entre el ala más dura y los moderados desde que el partido perdió el poder en mayo. En la imagen, el ex primer ministro François Fillon se atribuye la victoria en las primarias del UMP en París, el 18 de noviembre de 2012. REUTERS/Christian Hartmann