El Banco Mundial dice que ningún país es inmune al cambio climático

lunes 19 de noviembre de 2012 11:28 CET
 

WASHINGTON (Reuters) - Todas las naciones sufrirán los efectos de un mundo más cálido, pero son los países más pobres los que se verán más afectados por la escasez de alimentos, el aumento del nivel del mar, los ciclones y la sequía, dijo el Banco Mundial en un informe sobre cambio climático.

Bajo la nueva presidencia de Jim Yong Kim, el Banco Mundial, como prestamista de desarrollo global, ha puesto en marcha una postura más agresiva para integrar el cambio climático en el desarrollo.

"No terminaremos nunca con la pobreza si no abordamos el cambio climático. Es uno de los grandes desafíos para la actual justicia social", dijo Kim a los periodistas en una conferencia el viernes.

El informe, titulado "Turn Down the Heat", subraya el impacto demoledor de un mundo hasta cuatro grados centígrados más caliente para finales de siglo, un escenario probable bajo las actuales políticas, según el informe.

El cambio climático ya está teniendo un efecto: el hielo marino del Ártico registró un récord de mínimos en septiembre, y las olas de calor extremo y sequía en la década pasada han golpeado lugares como Estados Unidos y Rusia más a menudo de lo que se esperaba a partir de registros históricos, dijo el informe.

Es probable que este tipo de tiempo extremo se convierta en lo "normal" si las temperaturas suben cuatro grados, según el informe del Banco Mundial. Es probable que suceda si todos los países no cumplen con las promesas que han hecho para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Incluso suponiendo un cumplimiento total, el mundo aumentaría su temperatura en más de tres grados para 2100.

En este clima más caliente, el nivel del mar podría aumentar hasta 0,9 metros, inundando lugares como Vietnam y Bangladesh. La escasez de agua y el descenso del rendimiento en cultivos podrían agravar el hambre y la pobreza.

Las olas de calor extremo podrían devastar amplias franjas de tierra, desde Oriente Próximo a Estados Unidos, dice el informe. Un julio más caluroso en el Mediterráneo podría ser nueve grados más caliente de lo que es hoy, similar a las temperaturas observadas en el desierto libio.

El efecto combinado de todos estos cambios podría incluso ser peor, con efectos impredecibles a los que la población podría no ser capaz de adaptarse, dijo John Schellnhuber, director del Instituto de Potsdam sobre Investigación del Impacto Climático, que junto con Climate Analytics prepararon el informe para el Banco Mundial.   Continuación...

 
Todas las naciones sufrirán los efectos de un mundo más cálido, pero son los países más pobres los que se verán más afectados por la escasez de alimentos, el aumento del nivel del mar, los ciclones y la sequía, dijo el Banco Mundial en un informe sobre cambio climático. En la imagen, de archivo, una vista panorámica de Los Ángeles a través de una capa de niebla. REUTERS/Fred Prouser/Files