Miles de personas defienden la sanidad pública en Madrid

domingo 18 de noviembre de 2012 17:53 CET
 

MADRID (Reuters) - Miles de personas, muchos de ellos trabajadores del sector sanitario, recorrieron el domingo el centro de Madrid en defensa de la sanidad pública, mientras las autoridades competentes acometen recortes para cumplir los estrictos criterios de déficit impuestos por Bruselas.

"Sanidad pública" y "que no, que no, que no se privatiza" eran algunos de los lemas que coreaban los manifestantes, muchos ataviados con la tradicional bata blanca de los facultativos.

Los manifestantes protestan contra la externalización de todos los servicios no sanitarios de los hospitales y la actividad sanitaria de seis centros de reciente construcción, así como la implantación de una tasa de un euro por receta.

"Nos estamos quedando así todos, en los huesos, por los recortes", dijo a Reuters Televisión Ramón Sánchez Camacho, un técnico de rayos señalando al esqueleto vestido con el traje verde de cirujano que portaba.

Otra de las asistentes a la marcha, María José, enfermera, recordó que aunque los políticos insisten en que todo se va a mantener igual, los cambios, un paso más dentro de una política que muchos ciudadanos creen que lleva a una privatización de un servicio básico y hasta ahora gratuito, van a tener repercusión en el usuario.

"En cuanto pasen a la privada, los usuarios van a tener que pagar por muchos de los tratamientos que se ponen ahora", dijo a Reuters Televisión.

Sin embargo, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasketty, defendió los recortes, como un modo de dar viabilidad a la sanidad pública.

"Son para buscar más eficiencia y garantizar que seguimos teniendo hospitales y centros de salud públicos de primer nivel", declaró.

Las comunidades autónomas españolas son responsables de más de una tercera parte del gasto total del Estado, y gestionan servicios como la sanidad y la educación, socialmente muy sensibles a cualquier recorte.

La Comunidad de Madrid, una de las regiones españolas más ricas en cuanto a ingresos de sus ciudadanos, ha presentado unas cuentas para 2013 de 17.048 millones de euros, cuyo grueso se lo lleva la sanidad y la educación, con un recorte del presupuesto sanitario del 7 por ciento.

 
Miles de personas, muchos de ellos trabajadores del sector sanitario, recorrieron el domingo el centro de Madrid en defensa de la sanidad pública, mientras las autoridades competentes acometen recortes para cumplir los estrictos criterios de déficit impuestos por Bruselas. En la imagen, la manifestación a favor de la Sanidad pública en el centro de Madrid, el 18 de noviembre de 2012. REUTERS/Susana Vera