Israel bombardea edificios gubernamentales de Hamás

sábado 17 de noviembre de 2012 11:01 CET
 

GAZA/JERUSALÉN (Reuters) - La aviación israelí bombardeaba edificios gubernamentales de Hamás en Gaza el sábado, entre ellos la oficina del primer ministro, después de que el Gabinete israelí autorizara la movilización de hasta 75.000 reservistas, preparándose para una posible invasión terrestre.

Hamás, el grupo islamista que gobierna la Franja de Gaza, dijo que aviones israelíes bombardearon el edificio de oficinas del primer ministro Ismail Haniyeh - donde el viernes se había entrevisto con el primer ministro egipcio - y una sede de la Policía.

Pese a la violencia, el ministro de Exteriores tunecino llegó al enclave costero a primera hora del sábado en una muestra de solidaridad árabe, dirigiéndose a un hospital a visitar a los heridos.

Responsables en Gaza dijeron que 38 palestinos, la mitad de ellos civiles entre ellos ocho niños y una mujer embarazada, habían muerto en Gaza desde que Israel comenzó sus ataques aéreos. Tres civiles israelíes murieron por el impacto de un cohete el jueves.

El disparo de cohetes a Israel se reanudó tras el amanecer tras una noche relativamente tranquila, pero el número era aún menor que los tres días anteriores desde el inicio de la ofensiva, dijo un portavoz militar israelí.

Un edifico de tres plantas que pertenece al responsable de Hamás Abu Hassan Saleh también fue alcanzado y completamente destruido el sábado. Los equipos de rescate dijeron que al menos 30 personas fueron rescatadas entre los escombros.

El Ejército israelí dijo que había alcanzado una serie de edificios gubernamentales durante la noche, incluyendo la oficina de Haniyeh, el ministerio del Interior y unas instalaciones policiales.

El viernes, los palestinos lanzaron un cohete hacia Jerusalén por primera vez en décadas. Tel Aviv, el centro comercial de Israel, también fue atacado por cohetes por segundo día consecutivo, desafiando la campaña aérea israelí que comenzó el miércoles con el objetivo declarado de evitar que Hamás lanzara cohetes transfronterizos que han sido muy habituales en el sur de Israel durante años.

Hamás se atribuyó la responsabilidad de disparar hacia Jerusalén y Tel Aviv. Israel dijo que el cohete con destino Jerusalén aterrizó en la ocupada Cisjordania y que el disparado hacia Tel Aviv no alcanzó la ciudad. No hubo información de víctimas o daños.   Continuación...

 
La aviación israelí bombardeaba edificios gubernamentales de Hamás en Gaza el sábado, entre ellos la oficina del primer ministro, después de que el Gabinete israelí autorizara la movilización de hasta 75.000 reservistas, preparándose para una posible invasión terrestre. En la imagen, humo en Ciudad de Gaza tras un ataque israelí, el 17 de noviembre de 2012. REUTERS/Darren Whiteside