Latinoamérica ofrece una oportunidad a una España en crisis

viernes 16 de noviembre de 2012 19:51 CET
 

CÁDIZ (Reuters) - España confía en que las relaciones económicas con una próspera Latinoamérica permitan amortiguar los golpes de la grave crisis que atraviesa, en medio del vendaval que azota a la zona euro.

Las previsiones que presentó el viernes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en la XXII Cumbre Iberoamericana muestran un crecimiento para Latinoamérica del 3,2 por ciento en 2012 y del 4 por ciento en 2013, que contrastan con el panorama recesivo en España.

"Se ha coincidido en que Latinoamérica es una oportunidad muy importante (para salir de la crisis)", dijo ante la prensa el ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, en el marco de una Cumbre Iberoamericana muy descafeinada por la ausencia de, entre otros, los máximos mandatarios de Argentina y Venezuela.

"España y Portugal somos los amigos privilegiados para América Latina", dijo Margallo en referencia a los vínculos lingüísticos, culturales e históricos que unen a la Península Ibérica con la región.

España, que durante años ha realizado en Latinoamérica una oleada de inversiones popularmente conocidas en la región como "segunda reconquista" -es el segundo inversor en la región- mira ahora hacia sus antiguas colonias en busca de fórmulas empresariales que resuciten su economía en recesión.

En un discurso de inauguración del encuentro iberoamericano, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, coincidió con en señalar la oportunidad que ofrecen los países iberoamericanos, señalando que "más Latinoamerica en Europa y España es una receta" para afrontar los desafíos actuales.

MÁS ALLÁ DE LA RETÓRICA

Margallo, que insistió en que la intención del Gobierno español es que las reuniones y conferencias de la cumbre no se queden en pura "retórica", dijo que la necesidad de mejores infraestructuras en Latinoamérica ofrece muchas posibilidades a los grupos españoles.

"Se ha aludido al desarrollo de las infraestructuras en Latinoamérica... las empresas españolas pueden jugar un papel muy importante", dijo.   Continuación...

 
España confía en que las relaciones económicas con una próspera Latinoamérica permitan amortiguar los golpes de la grave crisis que atraviesa, en medio del vendaval que azota a la zona euro. En la imagen, el Rey Juan Carlos abraza al presidente colombiano Juan Manuel Santos en la cumbre de Cádiz, el 16 de noviembre de 2012. REUTERS/Ballesteros/Pool