Putin y Merkel intentan suavizar sus tensas relaciones

viernes 16 de noviembre de 2012 16:34 CET
 

MOSCÚ (Reuters) - El presidente ruso, Vladimir Putin, rechazó el viernes las críticas alemanas sobre su historial en derechos humanos, mientras la canciller, Angela Merkel, iniciaba su visita a Moscú en un momento de tensión en las relaciones entre ambas potencias.

Merkel y Putin se sentaron juntos en una conferencia antes de entablar conversaciones en las que los diputados alemanes han pedido a la canciller que presione al líder del Kremlin por lo que consideran una campaña contra la disidencia desde que empezó su tercera legislatura en mayo.

Aunque los líderes parecían incómodos al principio, parecieron ir relajándose y al final se rieron de forma ocasional durante las preguntas de líderes empresariales sobre temas como los fuertes lazos empresariales con Rusia o el encarcelamiento de miembros de la banda de punk Pussy Riot por una protesta en una iglesia.

Ambos dejaron claro que no quieren dar una impresión de que haya tensiones que pueda socavar una relación comercial de más de 80.000 millones de dólares anuales.

"Queremos que Rusia tenga éxito", dijo Merkel, "Tenemos nuestras propias ideas sobre cómo puede uno tener éxito. Nuestras ideas no siempre coinciden, pero lo que importa es que nos escuchamos".

La canciller dijo que Alemania necesita a Rusia para materias primas como gas y petróleo, mientras que Rusia necesita a Alemania para ayudar en la modernización, infraestructura y atención sanitaria.

Putin, sentado cerca de Merkel en el deslumbrante salón Alejandro del Gran Palacio del Kremlin, dijo que Rusia escucha a sus detractores pero dejó claro con educación que comprenden los sucesos en Rusia.

"En cuanto a asuntos políticos e ideológicos, escuchamos a nuestros socios. Pero ellos oyen lo que ocurre desde muy lejos", dijo.

Pasando a la ofensiva, rechazó las críticas de que falta libertad de información en Rusia y dijo que hay cinco estados alemanes sin leyes que garanticen esas libertades.   Continuación...

 
El presidente ruso, Vladimir Putin, rechazó el viernes las críticas alemanas sobre su historial en derechos humanos, mientras la canciller, Angela Merkel, iniciaba su visita a Moscú en un momento de tensión en las relaciones entre ambas potencias. En la imagen, el presidente ruso, Vladimir Putin, y la canciller alemana, Angela Merkel, durante su reunión en Moscú, el 16 de noviembre de 2012. REUTERS/Maxim Shemetov