El Gobierno aprueba medidas contra los desahucios de más vulnerables

jueves 15 de noviembre de 2012 20:20 CET
 

MADRID (Reuters) - El Gobierno español aprobó el jueves un decreto ley con medidas para evitar los desahucios y sus efectos sobre los colectivos más vulnerables de una población que se ha visto drásticamente afectada por la crisis que vive el país desde hace cuatro años.

Los desahucios se paralizarán durante un plazo de dos años para grupos como familias numerosas, con discapacitados a su cargo o compuestas por parados sin prestación, si tienen una renta familiar de 19.200 euros al año como máximo, entre otros requisitos.

"Es una respuesta urgente y paliativa de cara a la situación más dura de la crisis económica que vivimos", dijo la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

La presión contra los desahucios - uno de los problemas más graves que ha dejado la crisis en el país - se ha intensificado en los últimos días a raíz del suicidio de una mujer que iba a perder su casa la semana pasada en el País Vasco, el segundo caso en los últimos meses.

Las medidas se van a tramitar como real decreto, lo que permitirá enriquecer el texto con las aportaciones de otros grupos políticos, después de tres días de conversaciones entre el Ejecutivo y el Partido Socialista para intentar llegar a un acuerdo sobre los desahucios, en el que según Santamaría se "han avanzado" en algunos puntos pero hay que continuar trabajando en otros.

La plataforma de Afectados por la Hipoteca criticó la medida del Gobierno, que considera que se pliega a los deseos de la banca, que ya anunció la semana pasada una moratoria de dos años para los casos de especial vulnerabilidad, y deja a muchas personas sin protección.

"Las medidas anunciadas por @PPopular contra los desahucios dejan a miles de familias en la calle. Ceden a la presión de la #BancaCulpable", dijo en Twitter Afectados por la Hipoteca.

Por su parte, la Asociación Española de Banca (AEB) emitió un comunicado señalando que el coste económico de las medidas "corre exclusivamente a cargo de las entidades de crédito".

Desde que comenzó la crisis en 2008, las ejecuciones hipotecarias han ascendido a casi 400.000, de las cuales casi 170.000 han terminado en desahucios, según el Consejo General del Poder Judicial.   Continuación...

 
Sixto Segura y Susana Reyes están sentados en el salón de su modesto piso en las afueras de Madrid, esperando a que la policía llegue y los desaloje de su casa. Reyes, de 57 años, apenas puede moverse y le cuesta hablar a causa de un ictus. "No sé lo que haré cuando llegue la policía", dice. "No me puedo mover". En la imagen, Segura ayuda a Reyes a ponerse los zapatos mientras esperan la llegada de los funcionarios judiciales, el 7 de noviembre de 2012. REUTERS/Susana Vera