15 de noviembre de 2012 / 6:39 / hace 5 años

Una sesión de emergencia de la ONU no toma medidas sobre ataques de Israel

El Consejo de Seguridad de la ONU celebró una reunión de emergencia el miércoles por la noche para discutir los ataques israelíes contra la Franja de Gaza, pero no adoptó una medida, después de que el Estado hebreo amenazó con una mayor ofensiva en el enclave palestino para frenar el lanzamiento de cohetes por parte de milicianos de Hamás. En la imagen, un policía fronterizo israelí apunta antes de disparar balas de goma contra activistas palestinos que intentaban bloquear una carretera en la cisjordana ciudad de Jericó, el 14 de noviembre de 2012.Ammar Awad

NACIONES UNIDAS (Reuters) - El Consejo de Seguridad de la ONU celebró una reunión de emergencia el miércoles por la noche para discutir los ataques israelíes contra la Franja de Gaza, pero no adoptó una medida, después de que el Estado hebreo amenazó con una mayor ofensiva en el enclave palestino para frenar el lanzamiento de cohetes por parte de milicianos de Hamás.

El embajador de India, Hardeep Singh Puri, presidente del Consejo de Seguridad este mes, dijo a los periodistas después de la reunión de 90 minutos a puerta cerrada que los miembros del Consejo sólo acordaron emitir un comunicado diciendo que se llevó a cabo una cita de emergencia y otros detalles de procedimiento.

Hablando en nombre de la India, no del Consejo de Seguridad, Puri expresó la esperanza de que el hecho de que haya ocurrido la reunión ayude a aliviar las tensiones en Oriente Próximo y evite una escalada del conflicto.

"El mensaje que se debe tomar de esta reunión es que la violencia debe parar", dijo, y agregó que el Consejo estaba dispuesto a reunirse de nuevo sobre Gaza de ser necesario.

La Autoridad Palestina había pedido al Consejo que emitiera una declaración instando a Israel a detener su ofensiva, pero tal declaración no fue acordada.

Israel lanzó una incursión aérea contra los milicianos palestinos en la Franja de Gaza y mató al comandante militar de Hamás, tras lo cual sugirió que podría embarcarse en una invasión del enclave costero, que el grupo islamista dijo que abriría "las puertas del infierno".

La oficina de prensa del Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dijo en dos comunicados separados que el secretario habló por teléfono con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el presidente de Egipto, Mohamed Mursi.

"(Ban) expresó su preocupación (a Netanyahu) sobre el empeoramiento de la situación en el sur de Israel y la Franja de Gaza, que incluye una alarmante escalada en el lanzamiento de cohetes indiscriminado desde Gaza hacia Israel y la muerte a manos de Israel de operativos militares de Hamás en Gaza", dijo la ONU.

Ban también manifestó su deseo de que las "reacciones israelíes sean mesuradas para no provocar un nuevo ciclo de derramamiento de sangre".

El secretario también discutió con Mursi "la necesidad de evitar cualquier agravamiento adicional", dijo la ONU.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama también habló con Netanyahu y Mursi, y reiteró su apoyo al derecho de Israel a la autodefensa a la luz de los ataques con cohetes desde Gaza, dijo la Casa Blanca.

"El presidente instó al primer ministro Netanyahu a hacer todos los esfuerzos posibles por evitar bajas civiles. Ambos acordaron que Hamás debe detener sus ataques contra Israel para permitir que la situación se tranquilice", dijo el comunicado.

"ATAQUE MALICIOSO"

La reunión de emergencia del Consejo de Seguridad se produjo a petición de Egipto, Marruecos y los palestinos.

"Una vez más, la comunidad internacional es testigo del ataque malicioso de Israel", dijo el enviado ante la ONU de la Autoridad Palestina, Riyad Mansur, al Consejo de Seguridad.

"Las fuerzas de ocupación israelíes se están movilizando en terreno mientras hablamos", dijo Mansur. "El miedo y el pánico se están extendiendo entre la población civil palestina", agregó.

El grupo miliciano Hamás, no la Autoridad Palestina, controla Gaza.

La embajadora de Estados Unidos, Susan Rice, dijo al Consejo que "no hay justificación para la violencia que Hamás y otras organizaciones terroristas están empleando contra el pueblo de Israel", según el texto escrito de su declaración.

"Llamamos a los responsables a poner fin a estos actos cobardes de inmediato", agregó.

El embajador ruso, Vitaly Churkin, dijo a la prensa a su salida del Consejo que "tenemos que ver cómo evoluciona la situación".

En declaraciones a la prensa, el embajador israelí Ron Prosor instó a la comunidad internacional a condenar el "indiscriminado lanzamiento de cohetes contra ciudadanos israelíes, mujeres y niños". Se refería a la escalada de los ataques palestinos con cohetes desde Gaza.

Un grupo de embajadores árabes se presentó frente a la prensa antes de la reunión del Consejo. Hablando en su nombre, el embajador sudanés Daffa-Alla Elhag Ali Osman instó al Consejo a condenar el "atroz ataque bárbaro" de Israel.

En una carta al Consejo de Seguridad, Mansur también llamó a poner fin a "los asesinatos extrajudiciales".

Prosor describió al comandante militar de Hamás que mató Israel, Ahmed Al-Jaabari, como un "asesino de masas" que había estado planificando nuevos ataques contra ciudadanos israelíes.

El fracaso del Consejo en adoptar una acción no fue una sorpresa. Usualmente está en un punto muerto sobre el conflicto israelí-palestino, que los enviados dicen se debe a la determinación de Estados Unidos de proteger a Israel.

Una nueva guerra ha amenazado a Gaza durante meses, debido a que los ataques con cohetes palestinos y las ofensivas de Israel se han vuelto cada vez más intensos y frecuentes.

Mansur dijo que la medida israelí pretendía alejar la atención del plan de los palestinos para mejorar su situación en Naciones Unidas de "entidad" a "estado no miembro", reconociendo implícitamente al estado palestino.

Israel y Estados Unidos han dejado en claro que se opondrían al cambio de situación de los palestinos, algo que les daría el derecho de sumarse a organismos como el Tribunal Penal Internacional, donde podría presentar recursos legales contra Israel.

Diplomáticos de la ONU dijeron que una votación sobre la solicitud de los palestinos está inicialmente prevista para el 29 de noviembre. Un diplomático occidental de alto rango dijo que los palestinos conseguirían fácilmente entre 120 a 130 votos en la Asamblea General de 193 países, lo que les garantizaría el éxito.

/Por Louis Charbonneau/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below