Presión sobre el FBI para que informe sobre la investigación a Petraeus

miércoles 14 de noviembre de 2012 17:57 CET
 

WASHINGTON (Reuters) - El jefe de la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes de Estados Unidos pidió un informe detallado de la investigación federal sobre el escándalo que la semana pasado llevó a la renuncia del jefe de la CIA, David Petraeus.

Legisladores demócratas y republicanos están exigiendo ser informados sobre las pesquisas del FBI en torno a una relación extramarital entre Petraeus y su biógrafa, Paula Broadwell.

La investigación expuso poco después más relaciones personales entre Petraeus y una mujer de la alta sociedad de Tampa, Florida, que estuvo recibiendo correos electrónicos de Broadwell.

El general de los marines John Allen, comandante estadounidense y jefe de las fuerzas internacionales en Afganistán, también estuvo intercambiando correos electrónicos con la mujer de Tampa, Jill Kelley, lo que generó una nueva arista en el caso.

Lamar Smith, un legislador republicano de Texas que encabeza la comisión, escribió al jefe del FBI para pedirle que estableciera una cronología en torno al desarrollo del caso.

"Escribo para pedir aclaraciones sobre la secuencia temporal de la investigación", dijo Smith el martes en la nota, al pedir al director del FBI, Robert Mueller, que brinde fechas exactas y el alcance de la pesquisa en un plazo de dos semanas.

"¿El FBI ha concluido que el general Petraeus no está sujeto a una investigación penal relacionada con actividades de inteligencia?", consultó.

Una petición similar de información ha sido enviada al fiscal general estadounidense, Eric Holder, solicitándole que emita una respuesta para el 26 de noviembre y detalles sobre la cooperación de funcionarios involucrados para el 3 de diciembre.

 
El jefe de la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes de Estados Unidos pidió un informe detallado de la investigación federal sobre el escándalo que la semana pasado llevó a la renuncia del jefe de la CIA, David Petraeus. En la imagen, varios miembros de la prensa apostados frente a la casa de Jill Kelley, amiga desde hace tiempo de la familia Petraeus, en Tampa, Florida, el 14 de noviembre de 2012. REUTERS/Brian Blanco