Las lluvias desbordan el Tíber e inundan barrios de Roma

miércoles 14 de noviembre de 2012 15:56 CET
 

ROMA (Reuters) - Uno de los puentes históricos más importantes de Roma fue cerrado el miércoles por la crecida del río Tíber a su paso por la capital italiana, que inundó barrios periféricos.

Las aguas del Tíber subieron llenando algunos arcos del puente Milvio, amenazando con tragarse el paseo peatonal y sumergiendo árboles.

El puente, cuya versión actual data de 1850, marca el punto donde hubo otro puente donde, en el año 312, el emperador Constantino derrotó a su rival Majencio en una de las batallas más importantes de la historia del Imperio Romano.

Altos muros en talud protegían el resto del centro de Roma, pero los ríos Tíber y Aniene se desbordaron al norte de la ciudad, inundando tierras de cultivo y partes de localidades más pequeñas.

En las afueras del norte de Roma, tubos de drenaje, canales de riego y desagües de emergencia inundaron las calles que enlazan con la principal carretera del norte del país paralizando el tráfico.

Las tormentas que han azotado el norte y el centro del país transalpino durante el fin de semana causaron enormes daños, destrozando carreteras y aislando pueblos en el sur de la Toscana. Cuatro personas fallecieron allí, incluyendo tres trabajadores de la compañía eléctrica cuyo coche se cayó al derrumbarse un puente.

El grupo de agricultores Coldiretti dijo que la lluvia, las inundaciones y los corrimientos de tierra en el centro y el norte de Italia podrían haber causado daños por más de 100 millones de euros en el sector agrícola.

Las tormentas azotaron el Adriático el domingo, causando algunas de las peores inundaciones de los últimos 150 años en la "ciudad de los canales", Venecia. La plaza de San Marcos y otras zonas bajas recogieron tanta agua que los turistas podían nadar allí.

Las autoridades dijeron que la situación en Venecia estaba volviendo a la normalidad.

Una sección de la A-1, la principal carretera que recorre el país de norte a sur, que había sido cerrado entre las regiones de Lazio y Umbría, fue reabierta al tráfico de pasajeros el miércoles, pero continuaba cerrada para vehículos pesados.

 
Uno de los puentes históricos más importantes de Roma fue cerrado el miércoles por la crecida del río Tíber a su paso por la capital italiana, que inundó barrios periféricos. Las aguas del Tíber subieron llenando algunos arcos del puente Milvio, amenazando con tragarse el paseo peatonal y sumergiendo árboles. En la imagen, un oficial de la Guardia Costera toma una foto del puente Milvio en Roma el 14 de noviembre de 2012. REUTERS/Giampiero Sposito