Una España en recesión afronta su segunda huelga general en un año

martes 13 de noviembre de 2012 20:12 CET
 

MADRID (Reuters) - En medio de un creciente descontento ciudadano por la persistencia de la recesión, duras medidas de austeridad para reducir el déficit público y una tasa de paro récord, España vivirá el miércoles su segunda huelga general en menos de un año con expectativas de un alto seguimiento.

Bajo el lema "Nos dejan sin futuro, hay culpables, hay soluciones", la huelga -convocada por los principales sindicatos españoles- coincidirá con medidas similares en otros países de la eurozona con problemas de deuda, como Portugal, Grecia e Italia. Es la primera vez que en España se celebrarán dos huelgas generales en un mismo año, tras la del 29 de marzo.

"Creo que la huelga va a tener éxito, principalmente en las ciudades y en las empresas más grandes, en donde los sindicatos están más instalados", dijo Joaquín Trigo, director general del Instituto de Estudios Económicos (IEE).

La huelga llega en un momento de cierta relajación en las condiciones de financiación de España -que ya ha cubierto sus necesidades para 2012-, lo que ha permitido al Gobierno evitar por ahora la solicitud de un rescate financiero internacional que sin embargo el mercado ve como inevitable.

Fuertes recortes en sanidad y educación, subidas de impuestos, rebajas en el salario de funcionarios y una reforma laboral que abarata y facilita los despidos han sido algunas de las impopulares medidas tomadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy desde que asumió el cargo en diciembre pasado para tratar de cumplir los muy exigentes objetivos de déficit pactados con la Unión Europea.

Pese a que estos elementos hacen prever que esta nueva huelga cuente con un gran seguimiento ciudadano, la situación de precariedad laboral en el país - con una tasa de desempleo de más del 25 por ciento - también podría llevar a que muchos trabajadores no secunden la huelga por miedo a represalias.

"A mí me fastidia muchísimo no poder reivindicar algo en lo que creo, porque eso podría perjudicar mi situación laboral", dijo una agente comercial de una multinacional que no va a adherirse al paro y que prefirió mantener el anonimato por miedo a represalias en el trabajo.

Los sindicatos esperan en cualquier caso que una masiva adhesión y una multitudinaria afluencia de manifestantes en las marchas del 14 de noviembre den al Gobierno motivos suficientes para dar un giro a sus políticas de recortes.

"El Gobierno fracasaría si no fuera capaz de atender el clamor social que se va a expresar en el día de mañana", dijo el martes el secretario general de Unión General de Trabajadores (UGT), Cándido Méndez, en una entrevista en la Cadena Ser.   Continuación...

 
En medio de un creciente descontento ciudadano por la persistencia de la recesión, duras medidas de austeridad para reducir el déficit público y una tasa de paro récord, España vivirá el miércoles su segunda huelga general en menos de un año con expectativas de un alto seguimiento. En la imagen, un hombre pasa por delante de un muro con pintadas llamando a la huega general en Madrid, 13 de noviembre de 2012. REUTERS/Sergio Perez