Siria prosigue los ataques aéreos cerca de la frontera turca

martes 13 de noviembre de 2012 10:19 CET
 

CEYLANPINAR, Turquía (Reuters) - Un avión de combate sirio bombardeó el martes la localidad de Ras al Ain por segundo día consecutivo, apenas a unos metros de la frontera turca, dejando a su paso densas columnas de humo y haciendo que los residentes del lado turco se refugiaran en lugar seguro.

Las tropas leales al presidente sirio, Bashar el Asad, intentan recuperar el control de Ras al Ain, que cayó el jueves en manos rebeldes. La ofensiva ha causado uno de los movimientos de refugiados más importantes desde el inicio del conflicto sirio en marzo del año pasado.

Los rebeldes dispararon al aire con ametralladores montadas sobre camionetas cuando el caza volaba bajo sobre Ras al Ain, dejando caer tres bombas antes de volver para un segundo ataque en otra zona de la localidad, según un testigo de Reuters.

Turquía es reacia a verse arrastrada a un conflicto regional, pero la cercanía de los bombardeos a la frontera está poniendo a prueba su promesa de que se defenderá de cualquier violación de su territorio o de una expansión de la violencia desde Siria.

El ministro de Exteriores, Ahmet Davutoglu, dijo el lunes que Turquía había informado al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y la OTAN sobre los ataques en Ras al Ain, separado de la localidad turca de Ceylanpinar por poco más que una valla con alambre de espino.

Turquía ha devuelvo el fuego varias veces en respuesta a balas perdidas y morteros que cruzan sus 900 kilómetros de frontera con Siria, y está hablando con sus aliados de la OTAN sobre la posibilidad de desplegar misiles Patriot tierra-aire.

Ankara dice que este sería un paso defensivo, pero también podría ser un preludio a imponer una zona de exclusión aérea en Siria para limitar el alcance de la potencia aérea de Asad. Hasta ahora, las potencias occidentales han evitado dar ese paso.

Unos 9.000 sirios huyeron la semana pasada durante 24 horas de los combates durante un avance rebelde en el nordeste sirio, sumándose a los 120.000 refugiados registrados en campamentos turcos, mientras se asienta el invierno. Decenas de miles más viven en casas turcas y no han sido registrados.

 
Un avión de combate sirio bombardeó el martes la localidad de Ras al Ain por segundo día consecutivo, apenas a unos metros de la frontera turca, dejando a su paso densas columnas de humo y haciendo que los residentes del lado turco se refugiaran en lugar seguro. En la imagen, el humo se alza sobre la localidad siria de Ras al Ain tras un ataque aéreo, visto desde la localidad turca de Ceylanpinar, en la provincia de Sanliurfa, el 12 de noviembre de 2012. REUTERS/Murad Sezer