Monti preferiría no seguir al frente de Italia tras las elecciones

lunes 12 de noviembre de 2012 15:27 CET
 

MILAN (Reuters) - El primer ministro italiano, Mario Monti, dijo el lunes que preferiría no seguir en el cargo tras las elecciones de abril, pese a los peticiones desde varios sectores para que permanezca en su puesto.

Monti fue nombrado líder de un Gobierno tecnócrata en noviembre pasado, cuando la crisis financiera llevó la deuda soberana de Italia a niveles que habían llevado a peticiones de rescate en otros países de la zona euro. Su plazo de Gobierno finaliza en marzo de 2013.

Consultado en un acto organizado por el Financial Times en Milán si le gustaría quedarse en el cargo, el actual mandatario dijo: "No".

En septiembre, Monti indicó que -por sentido de la responsabilidad con su país- continuaría liderando el Gobierno si la elección no arrojaba un líder con una mayoría clara.

"Estoy viendo que muchas personas imaginan un escenario como ese", indicó, respondiendo a la pregunta de si lideraría un nuevo período de Gobierno. "A algunos les gusta y a otros no. No tengo una perspectiva sobre esto", agregó.

Varios sondeos de opinión recientes muestran que si los comicios fuesen ahora ningún partido o alianza de partidos obtendría más del 32 por ciento de los votos.

La comunidad empresarial italiana y muchos políticos respaldan un segundo período de Monti para concretar las reformas estructurales que ha lanzado y para mantener la confianza de los mercados financieros en la economía.

Al ser consultado sobre los mercados financieros, Monti señaló que los diferenciales de los bonos del Gobierno de Italia se han reducido drásticamente en el último año y que podrían caer aún más.

"No veo en los fundamentos italianos ninguna razón por la cual el diferencial debería ser mayor de 150 puntos básicos", indicó.

El lunes, los bonos italianos a diez años operaban 365 puntos básicos por encima de los bonos alemanes a diez años, habiendo alcanzado un récord de la zona euro de alrededor de 570 puntos básicos en diciembre pasado.

 
El primer ministro italiano, Mario Monti, dijo el lunes que preferiría no seguir en el cargo tras las elecciones de abril, pese a los peticiones desde varios sectores para que permanezca en su puesto. En la imagen, el primer ministro italiano, Mario Monti, en Vientiane el 6 de noviembre de 2012. REUTERS/Damir Sagolj