12 de noviembre de 2012 / 9:39 / hace 5 años

La OTAN advierte a Siria tras un ataque cerca de la frontera turca

CEYLANPINAR, Turquía (Reuters) - Aviones de combate sirios atacaron el lunes una zona junto a la frontera con Turquía y bombardearon la localidad de Ras al-Ain, que está controlada por LOS rebeldes, mientras Ankara se mostraba cada vez más preocupada por su seguridad y la OTAN dijo que tomaría las medidas necesarias para defender a su aliado.

Un avión sirio bombardeó el lunes la localidad rebelde de Ras al Ain, apenas a unos metros de la frontera turca, provocando la huida de decenas de civiles hacia Turquía en busca de seguridad. En la imagen, humo elevçandose sobre la localidad siria de Ras al Ain tras un ataque aéreo, visto desde la localidad fronteriza turca de Ceulanpinar, en la provincia de Sanliurfa, el 12 de noviembre de 2012. REUTERS/Murad Sezer

Los Comités de Coordinación Locales, un grupo de oposición sirio, dijo que 16 personas murieron en los ataques aéreos lanzados por Damasco. Mientras, la organización activista Observatorio Sirio por los Derechos Humanos indicó que 12 personas perdieron la vida, incluidos siete extremistas.

Helicópteros de combate también atacaron una zona cerca de Ras al-Ain, que cayó en manos de los rebeldes el jueves en medio del avance de los combatientes por el noreste de mayoría árabe y kurda de Siria.

Aunque Turquía quiere evitar verse arrastrada a un conflicto regional, la proximidad de las acciones y bombardeos del lunes atrajeron nuevamente la atención sobre su compromiso de defenderse de cualquier violación de su territorio o de una propagación de la violencia desde Siria.

Uno de los aviones de combate lanzó proyectiles a sólo metros de la barrera que divide Ras al-Ain del asentamiento turco de Ceylanpinar, y envió al cielo columnas de humo negro.

Desde un punto de observación en Turquía cerca de la frontera, el avión militar sirio parecía haber ingresado brevemente al espacio aéreo turco.

Ankara dice que ha respondido militarmente a los disparos y rondas de morteros sobre su territorio y afirmó que está discutiendo con sus aliados de la OTAN sobre un posible despliegue de misiles Patriot cerca de la frontera.

Turquía dice que se trataría de una medida defensiva, pero eso también podría ser un preludio a la aplicación de una zona de exclusión aérea en Siria para limitar el alcance de las fuerzas del presidente Bashar el Asad. Las potencias de Occidente hasta ahora han sido reticentes a dar ese paso.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, dijo que la alianza militar haría “todo lo necesario para proteger y defender a Turquía, nuestro aliado”.

“Hemos dispuesto todos los planes para asegurarnos de proteger y defender a Turquía y esperamos que eso tenga un efecto disuasorio para evitar los ataques en su contra”, sostuvo.

En otra señal de que el conflicto sirio podría extenderse pronto por Oriente Próximo, el Ejército de Israel disparó el lunes por segunda vez hacia Siria en respuesta a un mortero que cayó en los Altos del Golán, un territorio controlado por el Estado judío.

El explosivo sirio cayó en una zona abierta, sin causar heridos ni daños.

LA OPOSICION SIRIA BUSCA CREDIBILIDAD

La nueva dirección de la oposición siria, formada en medio de la presión de Occidente y las potencias árabes, dijo el lunes que buscaría elevar su reconocimiento y ganar mayor respaldo internacional en su lucha para derrocar a Asad y asumir el control del país.

El clérigo reformista de Damasco Muaz al Jatib voló a El Cairo para solicitar apoyo de la Liga Árabe, después de que el domingo fuera elegido por unanimidad como líder de la nueva asamblea opositora.

“El primer paso para el reconocimiento se producirá en la Liga Árabe”, dijo en una conferencia de prensa. La entidad buscará después el respaldo de los enemigos de Asad agrupados como “Los amigos de Siria” y de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Rusia, que junto a China ha bloqueado las acciones de la ONU sobre Siria y considera que los opositores de Asad están bajo la influencia de Occidente, instó a la nueva coalición a negociar con Damasco y a rechazar la injerencia externa en el conflicto.

Queda por ver si la coalición logra superar sus sospechas mutuas y disputas que debilitaron la revuelta para poner fin a las cuatro décadas en el poder de la familia Assad.

Sin embargo, los aliados internacionales acogieron el acuerdo, al considerar que la nueva entidad emula al Consejo Nacional de Transición formado en Libia antes del derrocamiento de Muamar el Gadafi.

Qatar, que ha prometido acoger a la coalición, dijo que una vez que se reconozca a un gobierno sirio temporal no habrá obstáculos para que la oposición reciba suministros de armas desde el exterior.

La ofensiva sobre la localidad fronteriza de Ras al-Ain ha causado uno de los mayores éxodos de refugiados desde que comenzó la guerra civil siria hace unos 20 meses, en la cual se estima que han muerto unas 38.000 personas, según cálculos de grupos activistas.

Unos 9.000 sirios huyeron de los enfrentamientos en el pueblo de Ras al-Ain hacia Turquía en un periodo de 24 horas la semana pasada, lo que elevó a más de 120.000 el número de refugiados registrados en campamentos turcos.

Decenas de miles más han escapado hacia Turquía pero no están registrados.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below