Hubo más de un soldado de EEUU en el tiroteo de marzo, dice un policía afgano

lunes 12 de noviembre de 2012 09:48 CET
 

TACOMA, EEUU (Reuters) - Un tiroteo en marzo en el que murieron 6 afganos en dos pueblos fue obra de más de una persona, según dijo el domingo un investigador de la policía afgana, contradiciendo la versión del Gobierno de EEUU.

La fiscalía militar pide la pena de muerte para el sargento Robert Bales, acusado de matar a los civiles, en su mayoría mujeres y niños, cuando salió de su campamento durante cinco horas en dos vengativas incursiones el pasado marzo.

El Gobierno cree que Bales es el único responsable por las muertes, y los supervivientes han testificado que sólo vieron un soldado. Pero varias versiones han indicado que más de un soldado estadounidense participó.

"Una persona no tiene el valor de ir a los pueblos en la oscuridad de la noche", afirmó el mayor Judai Dad, jefe de técnicas criminales de la Policía afgana en Ciudad de Kandahar, en una audiencia en una base militar estadounidense a través de videoconferencia desde Kandahar.

"No hay manera de que sea una persona", afirmó Dad, hablando a través de un intérprete. Dad visitó tres complejos separados por varios kilómetros en las localidades de Alkozai y Najiban en torno a las 8 de la mañana del 11 de marzo, unas horas después de los ataques.

"Una persona no puede hacer este trabajo", dijo Dad, añadiendo que sólo pasó una hora en los tres complejos, temiendo ataques talibanes.

El agente es el único testigo que compareció el séptimo día de testimonios, antes de una vista en la base Lewis-McChord en Washington, que establecerá si Bales se enfrenta a un consejo de guerra y posible pena de muerte si es hallado culpable.

El tiroteo en la provincia de Kandahar es el peor caso de muertes de civiles atribuidas a un soldado estadounidense en solitario desde la guerra de Vietnam, y ha dañado las ya tensas relaciones entre EEUU y Afganistán.

El sábado una investigadora de EEUU dijo en la audiencia que la esposa de una de las víctimas le dijo en junio durante la investigación que había visto a más de un soldado la noche en cuestión.

Los parientes varones de esa mujer la convencieron de que no testificara en el juicio, según dijo el domingo una fuente militar que pidió no ser nombrada.

Los abogados de Bales no han propuesto una teoría alternativa, pero han señalado inconsistencias en los testimonios y señalado a incidentes antes del tiroteo en los que Bales perdió los nervios con facilidad, posiblemente preparando un argumento de que sufría estrés postraumático.

 
Un tiroteo en marzo en el que murieron 6 afganos en dos pueblos fue obra de más de una persona, según dijo el domingo un investigador de la policía afgana, contradiciendo la versión del Gobierno de EEUU. En la imagen, un boceto realizado por Lois Silver muestra al sargento estadounidense Robert Bales (en el centro) y sus abogados defensores Emma Scnalan 8segunda por la izquierda) y el mayor Gregory Malson (a la izquierda) escuchando al sargento Jason McLaughlin (a la derecha) testificando en la vista militar de Bales, en un proceso anterior a un juicio marcial, en la base de Lewis-McChrod, en Washington, el 5 de noviembre de 2012. REUTERS/Anthony Bolante