Las metáforas sobre Frankenstein reciben a Merkel en Lisboa

lunes 12 de noviembre de 2012 12:44 CET
 

LISBOA (Reuters) - Los manifestantes antiausteridad envolvieron el lunes las esculturas de Lisboa en negros paños de luto para recibir a Angela Merkel, y un diario de negocios culpó a la canciller alemana de las políticas de "Frankenstein" que han llevado a Portugal a la pobreza.

Se espera que Merkel reitere su apoyo a los duros recortes y subidas de impuestos que está impulsando el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, conservador como ella, para cumplir los términos de un rescate con apoyo de Berlín para el endeudado país.

La visita de seis horas también parece dirigida a calmar a los votantes alemanes con el mensaje de que el dinero que dieron para el rescate se está empleando bien.

Pero si bien es improbable que la jornada termine con gases lacrimógenos y comparaciones con los nazis que encontró Merkel en las calles de Atenas en su visita del mes pasado, la estoica paciencia portuguesa con la austeridad, antes muy elogiada, empieza a desmoronarse en medio de la peor recesión que sufre el país desde los años 70.

Los vecinos de Lisboa se levantaron el lunes para encontrar una docena de esculturas de la ciudad envueltas en cinta negra como símbolo de luto, mientras que una campaña en Internet ha instado a los portugueses a vestirse de negro durante la visita de Merkel.

Además, los manifestantes han colgado carteles en los que Passos Coelho, Merkel y el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, aparecen en un casino con el mensaje "Nosotros pagamos, ellos juegan, la banca gana".

En un dramático ejemplo de cómo se ha fragmentado el consenso sobre el déficit en Portugal, un importante diario de negocios, el Diario Economico, publicó el lunes una pieza de opinión condenando a Merkel por presionar al Gobierno luso para aprobar medidas de austeridad en medio de la recesión.

"Merkel ha hecho de Portugal un Frankenstein económico", afirmó el periódico, advirtiendo de una espiral en la caída de la actividad.

Sin embargo, la dirigente alemana ha insistido en que sólo las reformas para reducir el déficit público pueden restaurar el crecimiento, y ella y sus ministros han citado a Portugal como modelo para otros deudores.   Continuación...

 
Angela Merkel vuela el lunes a Lisboa, prestando su apoyo a un Gobierno que lucha por reducir el déficit y cumplir los términos de un rescate con apoyo de Berlín, en medio de la peor recesión que sufre Portugal desde los 70. En la imagen, la canciller alemana, Angela Merkel, en una sesión del Bundestag en Berlín, el 9 de noviembre de 2012. REUTERS/Tobias Schwarz