12 de noviembre de 2012 / 6:09 / hace 5 años

Grecia aprueba su presupuesto de 2013 para destrabar el rescate

El Parlamento en Atenas aprobó el domingo su presupuesto de 2013, un proyecto marcado por la austeridad que permitirá al país extender los programas internacionales de asistencia financiera y evitar caer en la bancarrota. En la imagen, el primer ministro griego, Antonis Samaras (a la derecha) durante la votación del presupuesto de 2013 junto al ministro de Finanzas, Yannis Stournaras (a la izquierda) en el Parlamento de Atenas, en la madrugada del 12 de noviembre de 2012.Yorgos Karahalis

ATENAS (Reuters) - El Parlamento en Atenas aprobó el domingo su presupuesto de 2013, un proyecto marcado por la austeridad que permitirá al país extender los programas internacionales de asistencia financiera y evitar caer en la bancarrota.

Con el respaldo de los tres partidos que integran la coalición conservadora gobernante del primer ministro Antonis Samaras, la iniciativa obtuvo luz verde en forma mucho más holgada que la ajustada votación del miércoles donde se autorizó un paquete de medidas para reducir el déficit.

En esa ocasión, parte de los aliados del Gobierno se abstuvieron.

Ambos proyectos eran condición necesaria para liberar un nuevo tramo de los créditos de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional que servirán para evitar que el Estado se quede sin dinero.

Samaras dijo que ahora esperaba que se concreten los desembolsos, aunque esa decisión no saldrá de una reunión de los ministros de Finanzas del bloque que se realizará el lunes.

El líder griego dijo ante los parlamentarios que estos serían los últimos sacrificios del país.

"Comenzaremos a rectificar las injusticias incluidas en los proyectos una vez que resolvamos los déficits (...) pero las reformas que aprobamos serán permanentes y servirán para impulsar la economía", señaló el domingo en la antesala de la votación.

Sus detractores son escépticos, pero tras años de irritación pública, entre los griegos aparecen signos de fatiga. Una protesta convocada por sindicatos de comercio y militantes comunistas congregó miles de personas frente al parlamento, pero fue apenas una fracción de las casi 100.000 que se habían reunido el miércoles ante la legislatura.

Muchos de los 10 millones de griegos, llevados a la desesperación por cinco años de recesión económica, temen que los intentos por reducir el déficit público sólo profundicen la crisis y muchos de los más pobres dicen que el nivel de vida, en un país donde el desempleo llega al 25 por ciento, se está volviendo difícil de soportar.

"Todas esas medidas nos hacen retroceder 50 años", dijo Thymios Marvitsas, de 75 años, durante la marcha de protesta. "Nuestras pensiones y salarios han sido rebajados. Mi vida se está volviendo más y más difícil", agregó.

La policía estimó que la multitud frente al Parlamento llegó a 13.000 personas.

Las discusiones sobre los recortes al gasto también han dividido a la clase política. El miércoles logró aprobar un paquete de medidas de austeridad y reformas sólo por una estrecha mayoría, después de que su socio más pequeño, la Izquierda Democrática, se abstuviera.

Pero el domingo la mayoría de los rebeldes apoyaron el proyecto de presupuesto, que sumó 167 de los 300 votos del cuerpo legislativo.

/Por Michael Winfrey y Harry Papachristou/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below