Al menos 20 muertos por coches bombas rebeldes en Siria

sábado 10 de noviembre de 2012 18:15 CET
 

BEIRUT (Reuters) - Al menos 20 hombre de seguridad sirios murieron cuando dos vehículos cargados de explosivos entraron en un campamento militar el sábado en la ciudad de Derá, en el sur de Siria, dijo un órgano de supervisión de la oposición, en lo que parece ser un doble ataque suicida llevado a cabo por fuerzas rebeldes.

En un informe sobre el conflicto, la agencia estatal de noticias SANA dijo que tres bombas había estallado en la ciudad cerca de la frontera con Jordania, matando a siete personas en lo que describió como una serie de ataques terroristas.

Las bombas suicidas de grupos militantes islamistas de línea dura se han convertido en ataques habituales en la insurgencia contra el presidente Bashar el Asad que ya dura 19 meses, aunque por el momento no hubo reivindicaciones de autoría por los ataques del sábado en Derá.

El Observatorio para los Derechos Humanos de Siria, con sede en Reino Unido, dijo que el primer vehículo estalló tras entrar en un campamento militar en Derá. Las víctimas se produjeron con la explosión de un segundo vehículo que entró detrás, dijo el observatorio.

La información de los medios estatales sirios no mencionaron un objetivo militar.

Dijeron que una bomba había estallado en una concurrida calle comercial.

Un segundo - un coche lleno de minas antitanque que no explotaron todas - fue detonado cerca de una oficina del gobierno, dañándola y cerca de edificios comerciales y residenciales, dijeron.

El gobierno sirio culpa de forma rutinaria a militantes islamistas respaldados por potencias extranjeras de la revuelta contra Asad, en la que el Observatorio dice que han muerto ya unas 38.000 personas.

Un atacante suicida mató alrededor de 50 miembros de las fuerzas de seguridad sirias en la provincia de Hama el lunes, informó el observatorio.

Miles de sirios huyeron de su país el viernes en uno de los mayores éxodos de refugiados en la guerra civil que dura ya casi 20 meses después de que los rebeldes capturasen una ciudad fronteriza.

La ONU advirtió que millones más que aún permanecen en Siria necesitan ayuda con la llegada del invierno.

 
Al menos 20 hombre de seguridad sirios murieron cuando dos vehículos cargados de explosivos entraron en un campamento militar el sábado en la ciudad de Derá, en el sur de Siria, dijo un órgano de supervisión de la oposición, en lo que parece ser un doble ataque suicida llevado a cabo por fuerzas rebeldes. En la imagen, hombres hablan refugiados sirios recién llegados a un campamento de refugiados cerca de la ciudad de Ceylanpinar, en la provincia turca de Sanliurfa, el 10 de noviembre de 2012. Miles de sirios huyeron de su país el viernes en uno de los mayores éxodos de refugiados en la guerra civil que dura ya casi 20 meses después de que los rebeldes capturasen una ciudad fronteriza. La ONU advirtió que millones más que aún permanecen en Siria necesitan ayuda con la llegada del invierno. REUTERS/Murad Sezer