10 de noviembre de 2012 / 16:20 / hace 5 años

Rubalcaba: "El objetivo es que nadie se quede sin casa"

5 MIN. DE LECTURA

La muerte y el drama que rodean los desahucios de quienes no pueden pagar la hipoteca de su vivienda en España, tras el suicido el viernes de una mujer en Baracaldo antes de ser desalojada, ha acelerado la búsqueda de un pacto político para modificar la ley. En la imagen, miles de personas sostienen una pancarta contra los desahucios durante una manifestación en Baracaldo tras el suicidio de una de sus vecinas, Amaia Egaña, de 53 años, ante el inminte desalojo de su vivienda.Vincent West

MADRID (Reuters) - La muerte y el drama que rodean los desahucios de quienes no pueden pagar la hipoteca de su vivienda en España, tras el suicido el viernes de una mujer en Baracaldo antes de ser desalojada, ha acelerado la búsqueda de un pacto político para modificar la ley.

"El objetivo del texto es que nadie se quede sin casa", dijo el sábado Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario general de los socialistas, de cara a la reunión del lunes con el PP en la que se prevé que salga un acuerdo para paralizar los desahucios.

El PSOE va a proponer al Gobierno que la nueva ley frene desahucios ya en marcha, según medios. A día de hoy quedan más de 1,5 millones de desahucios por ejecutar, según la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

El viernes Amaia Egaña, una ex edil socialista en Eibar (Guipúzcoa), se arrojó desde el balcón ante la inminencia de su desahucio, y horas después el presidente del Gobierno Mariano Rajoy dijo que el lunes esperaba anunciar la paralización de los desalojos a las familias más vulnerables.

Rajoy señaló que el Gobierno trabaja ahora para definir mejor "los umbrales de exclusión" y en aplicar mejor los códigos de buenas prácticas bancarias.

"Estamos viendo cosas que a nadie nos gustaría ver, situaciones que son inhumanas", dijo Rajoy durante un mitin del PP en Lérida enmarcado en la campaña para las elecciones catalanas.

El suicidio de Amaia también ha golpeado al poder judicial, responsable de hacer cumplir una ley que muchos califican de "inhumana", que lleva días pidiendo un cambio en la legislación que regula los desahucios.

"Siento todo y también vergüenza porque el sistema judicial, del que yo soy responsable, no ha sido capaz de llegar a tiempo", dijo Juan Luis Ibarra, presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, en una entrevista con TVE sobre la muerte de Amaia.

Ibarra dijo que en este caso "el derecho ha matado a la justicia" y que la juez que llevó el caso de Amaia nunca llegó a conocer a la víctima porque ésta jamás se personó en su causa.

"A partir de la muerte de Amaia, al menos en el País Vasco ningún procedimiento de ejecución hipotecaria va a cursarse sin la garantía de la defensa en juicio", anunció Ibarra.

Un millón Y Medio De Desahucios Pendientes

La actual ley hipotecaria en España no contempla de forma general que la entrega de la vivienda sea suficiente para saldar la deuda hipotecaria adquirida con el banco, con lo que los desahuciados están obligados además a continuar pagando su crédito.

En octubre, un hombre que estaba a punto de ser desahuciado apareció ahorcado en el patio de su vivienda de Granada, según informaron entonces diversos medios citando fuentes policiales.

El total de ejecuciones hipotecarias judiciales ha ascendido a cerca de 400.000 desde 2008, según datos del Consejo General del Poder Judicial.

En los últimos meses, esas cifras han ido aumentando a medida que más sectores de la población han ido engrosando las listas de desempleo, que ya supera al 25 por ciento de la población activa.

Los Bancos Hablan

Ante la decisión del Gobierno de cambiar la ley de desahucios para frenar los dramas a los que se ven abocadas muchas familias en la crisis, el Banco Popular se mostró partidario de adoptar medidas pero advirtió contra un posible efecto de mayor reducción y encarecimiento de las hipotecas.

"Si introducimos una modificación al calor de la situación actual que lo que hace es bonificar el impago lo que vamos a tener es más dificultades para acceder al crédito, los bancos van a financiar cada vez menor porcentaje", dijo el sábado el presidente del Banco Popular, Ángel Ron, tras la celebración de una junta de accionistas.

Ron dijo que su banco solo había realizado un desahucio en los últimos tres años y que incluso en ese caso se le había ofrecido un alquiler social y se mostró partidario de ampliar el código de buenas prácticas.

Por su parte, Bankia, uno de los bancos que posee más activos tóxicos por el estallido de la burbuja inmobiliaria, dijo el sábado en un comunicado que siempre tiene una disposición permanente a negociar y llegar a acuerdos con sus clientes, a raíz de la decisión del alcalde de Tenerife de frenar los desalojos en la capital tinerfeña retirando fondos de Bankia.

"En toda España se han adecuado las condiciones de 80.000 préstamos desde 2009, y entre 2011 y 2012 se han aceptado 4.300 daciones en pago", dijo Bankia.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below