El Eurogrupo no tomaría una decisión final sobre Grecia el lunes

viernes 9 de noviembre de 2012 12:46 CET
 

BRUSELAS (Reuters) - Es poco probable que los ministros de Finanzas de la zona euro tomen una decisión final para liberar un próximo tramo de ayuda a Grecia durante un encuentro que mantendrán el lunes, dado que todavía no hay claridad sobre cómo hacer sostenible la deuda pública del país, dijo un alto cargo europeo.

"¿Hay expectativas de una decisión final el lunes? Hay una probabilidad muy, muy alta de que haya una segunda ronda de negociaciones para terminar todo", dijo el funcionario el viernes.

La fuente precisó que los ministros son conscientes de que Grecia necesita dinero para cancelar varios miles de millones de euros en letras del Tesoro que vencen el 16 de noviembre y que estaban teniendo en cuenta eso a la hora de entablar las negociaciones.

Sin embargo, sostuvo que el informe sobre la sostenibilidad de la deuda griega elaborado por el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo todavía no estaba listo y era necesario para decidir un descongelamiento del programa.

"El análisis sobre la sostenibilidad de la deuda es una parte integral del informe de la troika y solo una vez que haya un acuerdo en que la evolución del ratio deuda-PIB sobre un período de tiempo sea sostenible, podremos decir que estamos preparados para efectuar un desembolso", dijo el funcionario.

Previendo que el próximo tramo de ayuda no llegará hasta fines de este mes, Grecia está considerando reprogramar más de 5.000 millones de euros en letras del Tesoro que vencen el 16 de noviembre, dijeron responsables del Ministerio de Finanzas.

 
Es poco probable que los ministros de Finanzas de la zona euro tomen una decisión final para liberar un próximo tramo de ayuda a Grecia durante un encuentro que mantendrán el lunes, dado que todavía no hay claridad sobre cómo hacer sostenible la deuda pública del país, dijo un alto cargo europeo. En la imagen, pintadas en la plaza de Sintagma tras las manifestaciones en Atenas, el 8 de noviembre de 2012. REUTERS/John Kolesidis