Crece la cifra de muertos y daños por el seísmo en Guatemala

jueves 8 de noviembre de 2012 20:22 CET
 

SAN MARCOS, Guatemala (Reuters) - Los equipos de rescate seguían buscando el jueves supervivientes entre los escombros de viviendas colapsadas en el noroeste Guatemala, azotado el día anterior por el peor terremoto que sufre el país en décadas, y en el que murieron al menos 52 personas.

Las muertes por el seísmo de magnitud 7.4 se registraron principalmente en pueblos del departamento de San Marcos, fronterizo con México, y en el vecino Quetzaltenango, donde se registraron más de 200 heridos, miles de casas quedaron dañadas y carreteras y caminos bloqueados.

"Esperamos tristemente que este número vaya a seguir aumentando", dijo el presidente, Otto Pérez Molina, en una rueda de prensa en la capital, Ciudad de Guatemala, al dar la nueva cifra de muertos por el seísmo del miércoles, el más fuerte que ha golpeado al país centroamericano desde 1976.

En San Marcos, la región más azotada por el violento movimiento telúrico, los vecinos limpiaban las calles de piedras y paredes derrumbadas mientras que bomberos y grupos de rescate buscaban cuerpos o supervivientes.

"El pueblo de San Marcos está muy dolido, aquí afectó bastante el temblor, las personas han perdido a sus familiares, estamos muy tristes, San Marcos está muy dolido", dijo Wilfred de León, sobrino de una persona de las víctimas mortales.

Los equipos de rescate lograron encontrar vivas a siete personas en la mañana del jueves entre los escombros de construcciones que se vinieron abajo en San Marcos, según testigos de Reuters.

Pérez Molina, que declaró luto nacional por tres días, detalló que 22 personas siguen desaparecidas y 2,263 viviendas sufrieron distintos niveles de daños.

"La reconstrucción no será fácil porque hay casas que quedaron inhabilitadas", dijo el presidente, que anunció el estado de emergencia en cuatro de los 22 departamentos de la nación centroamericana: San Marcos, Quetzaltenango, El Quiché, y Huehuetenango.

Las vacaciones de 25.000 efectivos de la Policía Nacional Civil quedaron suspendidas para ayudar en la protección de inmuebles y apoyar a la población afectada. También se movilizaron 2.000 soldados.   Continuación...

 
Los equipos de rescate seguían buscando el jueves supervivientes entre los escombros de viviendas colapsadas en el noroeste Guatemala, azotado el día anterior por el peor terremoto que sufre el país en décadas, y en el que murieron al menos 52 personas. En la imagen, equipos de rescate cargan el cuerpo de Cruz Abel de León, que murió durante un corrimiento de tierras provocado por un terremoto de magnitud 7,4, en El Recreo, a las afueras de San Pedro Sacatepequez, en la región de San Marcos, unos 250 km al sur de Ciudad de Guatemala, el 8 de noviembre de 2012. REUTERS/Jorge Dan Lopez