Un fuerte terremoto en Guatemala causa al menos 48 muertos

jueves 8 de noviembre de 2012 07:55 CET
 

SAN MARCOS, Guatemala (Reuters) - Un fuerte terremoto sacudió Guatemala el miércoles y causó al menos 48 muertos y varios heridos principalmente por el derrumbe de viviendas en el norte del país, que fue declarado en estado de emergencia tras el peor seísmo en más de 35 años.

El epicentro del terremoto de magnitud 7,4 fue en el mar, a 24 kilómetros al suroeste del pueblo portuario de Champerico, según informó el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS por sus siglas en inglés).

"Es una tristeza saludar aquí a las personas que están esperando encontrar a sus familiares que quedaron soterrados. Es verdaderamente una tragedia y una tristeza", dijo el presidente Otto Pérez Molina, al visitar el departamento de San Marcos, el más golpeado por el seísmo y fronterizo con México.

El mandatario declaró horas antes alerta roja en todo el territorio de Guatemala -que implica desde la suspensión de actividades públicas hasta la focalización de todos los esfuerzos estatales en la atención y rescate de las víctimas-.

Ya de vuelta en la capital, Pérez dijo que la cifra de muertos se elevó a 48, y que hay 23 personas desaparecidas, después de que durante la jornada se hablara de unas 100.

Con el correr de las horas, la cifra de fallecidos se fue elevando paulatinamente.

"Es lamentable para nosotros la perdida de vida", dijo el mandatario, quien decretó tres días de luto nacional.

El coordinador de los bomberos municipales, Cecilio Chacaj, dijo que las muertes se debieron sobre todo al derrumbe de casas en distintos pueblos de San Marcos y Quetzaltenango.

BAJO LOS ESCOMBROS   Continuación...

 
Un fuerte terremoto sacudió Guatemala el miércoles y causó al menos 48 muertos y varios heridos principalmente por el derrumbe de viviendas en el norte del país, que fue declarado en estado de emergencia tras el peor seísmo en más de 35 años. En la imagen, los equipos de rescate trasladan a una de las víctimas mortales del terremoto en El Recreo, Guatemala, el 7 de noviembre de 2012. REUTERS/Jorge Dan López