Protestas violentas e interrupciones en el Parlamento en Atenas

miércoles 7 de noviembre de 2012 21:49 CET
 

ATENAS (Reuters) - La policía griega empleó el miércoles cañones de agua y cargó contra los manifestantes que lanzaban cócteles molotov frente al Parlamento de Atenas, durante la mayor manifestación registrada en un año contra los recortes de gastos que debe aprobar el país para evitar la bancarrota.

Casi 100.000 manifestantes, algunos coreando "¡Pelead! Os están chupando la sangre" llenaron la plaza y calles aledañas mientras los parlamentarios debatían impopulares recortes de presupuesto y reformas laborales que el Gobierno espera aprobar por la mínima.

La violencia estalló cuando un puñado de manifestantes intentó sobrepasar una barricada para entrar en el Parlamento, a lo que los antidisturbios respondieron con gases lacrimógenos, granadas de aturdimiento y, por primera vez en una protesta contra la austeridad, cañones de agua.

El caos se extendió al interior de la asamblea, donde la sesión se vio brevemente interrumpida cuando los trabajadores del Parlamento hicieron huelga en protesta por un cláusula que habría recortado sus salarios. En un humillante cambio de opinión, el Gobierno se vio obligado a cancelar la medida para permitir el reinicio de la sesión.

"Hoy votamos sobre si seguiremos en la eurozona o volveremos al aislamiento internacional, llegar a una bancarrota completa y terminar en el dracma", afirmó el primer ministro, Antonis Samaras, en su alocución final a los parlamentarios para que respalden los recortes y desbloqueen la ayuda de los acreedores internacionales.

Fuera del Parlamento se oyeron fuertes estallidos durante toda la tarde, y manifestantes encapuchados lanzaban piedras y cócteles molotov a la policía. El humo y pequeños fuegos salpicaban la plaza y las calles cercanas al Parlamento.

Al menos 35 personas fueron detenidas. No hubo noticias de heridos de importancia, pero al menos cuatro manifestantes sufrieron problemas respiratorios, según indicó la policía mientras los asistentes a la protesta se dispersaban bajo la intensa lluvia. La marcha antiausteridad parecía ser la más grande en Atenas desde el verano del año pasado.

"Estas medidas nos están matando poco a poco y a los diputados de ahí dentro no les importa un comino", dijo Maria Aliferopoulou, de 52 años, que tiene dos hijos y vive con 1.000 euros al mes.

"Son ricos, lo tienen todo y nosotros no tenemos nada y luchamos por las migajas, por sobrevivir", afirmó.   Continuación...

 
La policía griega empleó el miércoles gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersar a miles de manifestantes que abarrotaron la plaza frente al Parlamento de Atenas en una imponente muestra de descontento contra los diputados, que tenían previsto aprobar por la mínima un paquete de austeridad. En la imagen, un manifestante ondea la bandera griega frente al Parlamento en la plaza Syntagma de Atenas, durante una huelga de 48 horas, el 7 de noviembre de 2012. REUTERS/John Kolesidis