DATOS-Dirigentes mundiales felicitan a Obama por su triunfo

miércoles 7 de noviembre de 2012 18:35 CET
 

WASHINGTON (Reuters) - Tras la reelección de Barack Obama como presidente de Estados Unidos, dirigentes de numerosos países expresaron sus esperanzas de una mayor cooperación con Estados Unidos en temas que van desde la lucha contra el integrismo islámico hasta el comercio internacional.

Aquí están algunas de las reacciones:

RUSIA

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que espera que la reelección de Obama tenga consecuencias positivas en las relaciones entre Moscú y Washington, que se han visto obstaculizadas por diferencias en temas que van desde la defensa con misiles hasta los derechos humanos y el conflicto en Siria.

"Manifestamos esperanza en que los comienzos positivos en las relaciones bilaterales y en la cooperación internacional entre Rusia y Estados Unidos, por el interés de la seguridad internacional, se desarrollen y mejoren", dijo el portavoz de Putin, Dmitry Peskov, a la agencia de noticias Interfax.

El primer ministro ruso, Dmitry Medvedev, que fue presidente de Rusia durante gran parte del actual mandato de Obama, dejó claro que estaba contento de que Obama haya derrotado al republicano Mitt Romney.

"Para nosotros, (Obama) es un socio comprensible y predecible. Eso es lo más importante en política", dijo Medvedev durante una visita a Vietnam, citado por agencias de noticias rusas.

CHINA

Los medios de comunicación oficiales de China dijeron que la reelección de Obama ofrece la oportunidad de recomponer las "irregulares" relaciones entre las dos principales economías del mundo durante el primer período del mandatario demócrata, que significaron que las confianzas mutuas se vieran "mermadas".   Continuación...

 
Tras la reelección de Barack Obama como presidente de Estados Unidos, dirigentes de numerosos países expresaron sus esperanzas de una mayor cooperación con Estados Unidos en temas que van desde la lucha contra el integrismo islámico hasta el comercio internacional. Imagen de las banderas estadounidenses que llevaban algunos asistentes al mitin de celebración de lvctoria de Obama en Chicago el 6 de noviembre. REUTERS/Philip Scott-Andrews