Tras vencer a Romney, ahora Obama se enfrenta a Irán y Siria

miércoles 7 de noviembre de 2012 09:58 CET
 

WASHINGTON (Reuters) - Tras vencer al republicano Mitt Romney en casa, el presidente Barack Obama ahora deberá lidiar con adversarios extranjeros, como los gobiernos de Irán, Siria y, posiblemente, China.

La reelección del presidente demócrata asegura la continuidad de la política exterior estadounidense, pero deja preguntas sin responder, como si la diplomacia puede ponerle límites al programa nuclear de Irán o si Israel y Estados Unidos deberán recurrir a ataques aéreos.

Tampoco es obvio si Obama podrá mantener su reticencia a implicarse en la guerra civil en Siria para permitir el flujo de armas estadounidenses a los rebeldes que buscan destituir al presidente Bashar el Asad.

Si los acontecimientos lo permiten, los analistas extranjeros dicen que Obama seguirá con su giro hacia Asia, donde busca reorientar sus políticas para aprovechar el crecimiento esperado en países como China e India, y retirarse de Oriente Próximo.

Sin embargo, tanto Irán -que Estados Unidos y sus aliados sospechan que está desarrollando armas nucleares- como Siria demandarán su atención.

Martin Indyk, vicepresidente de estudios de política exterior del centro de investigación Brookings Institution, dijo que 2013 será un año clave sobre Irán y sugirió que el compromiso sobre la no proliferación podría producir una política "enfocada y firme".

"Estará en lo más alto de la agenda", dijo Indyk. "Evitar que Irán consiga armas nucleares es crítico para impulsar el régimen de no proliferación", agregó.

Irán negó las acusaciones de que está buscando el desarrollo de armas nucleares y dice que su programa tiene fines pacíficos, como la generación de electricidad.

Las negociaciones entre las partes se reanudarían pronto, pero el resultado aún es incierto.   Continuación...

 
Tras vencer al republicano Mitt Romney en casa, el presidente Barack Obama ahora deberá lidiar con adversarios extranjeros, como los gobiernos de Irán, Siria y, posiblemente, China. En la imagen, los demócratas celebran su vitoria electoral en un acto de campaña en Chicago, el 7 de noviembre de 2012. REUTERS/Philip Scott- Andrews