Obama promete trabajar con los republicanos tras ganar la reelección

miércoles 7 de noviembre de 2012 09:15 CET
 

CHICAGO (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el miércoles que se necesita un compromiso bipartidista para que el país avance, tras superar a Mitt Romney y asegurarse un segundo mandato en la Casa Blanca.

En un discurso ante miles de personas en Chicago, Obama prometió trabajar con los líderes demócratas y republicanos para reducir el déficit federal de la nación, reformar el código tributario, trabajar sobre la inmigración y reducir la dependencia del país del petróleo extranjero.

"El reconocimiento de que tenemos esperanzas y sueños en común no terminará con el punto muerto ni resolverá todos nuestros problemas o será un sustituto del meticuloso trabajo de construir consenso", sostuvo el mandatario.

El Gobierno demócrata y los legisladores ahora tienen menos de dos meses para acordar recortes masivos de presupuesto y alzas de impuestos que entrarán en vigor a fin de año, algo conocido como abismo fiscal.

Con la recuperación económica en juego, Obama y sus socios demócratas se verán forzados a dejar de lado los enfrentamientos partidarios y trabajar con los republicanos para encontrar una manera de evitar las medidas de austeridad.

Los republicanos mantuvieron su mayoría en la Cámara de Representantes y los demócratas siguieron en control del Senado.

"Espero encontrarme y trabajar con los líderes de los dos partidos para afrontar los desafíos que solamente podemos resolver juntos", señaló.

El Gobierno de Obama tiene ahora una segunda oportunidad para implementar planes para crear trabajo y reducir la deuda federal, temas que los votantes calificaron de prioritarios.

Obama también señaló que hablará con Romney sobre "dónde podemos trabajar juntos para que el país avance".

 
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el miércoles que se necesita un compromiso bipartidista para que el país avance, tras superar a Mitt Romney y asegurarse un segundo mandato en la Casa Blanca. En la imagen, Obama se dirige a sus partidarios tras ganar las elecciones de EEUU en Chicago, el 7 de noviembre de 2012. REUTERS/Jim Bourg