El G-20 busca más margen de maniobra en promesas de austeridad

martes 6 de noviembre de 2012 07:56 CET
 

MÉXICO DF (Reuters) - Las economías más importantes del mundo se darán más margen de maniobra para cumplir con sus propias metas a fin de reducir los déficits presupuestarios, en lugar de arriesgarse a agravar la desaceleración en muchos países, entre ellos Estados Unidos.

Un día antes de las elecciones de Estados Unidos, los países del Grupo de los 20 (G-20) se mostraron preocupados porque su objetivo de reducir a la mitad los déficits de las economías avanzadas a finales del próximo año podría afectar a la debilitada economía global.

"A la luz del débil ritmo del crecimiento global se asegurarán de que el ritmo de la consolidación fiscal es apropiado para apoyar la recuperación", según el comunicado final de la reunión de dos días en Ciudad de México.

El objetivo de recortar déficits fue acordado por los líderes del G-20 en una cumbre en Toronto en el 2010, cuando la economía mundial parecía estar en el camino de la recuperación de la crisis financiera de los dos años anteriores.

Ahora parece fuera del alcance de muchas economías, como Estados Unidos, ya que el crecimiento se ha ralentizado.

"El objetivo es para 2013 y hay una leve tendencia a pasarlo de largo", dijo la jefa del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, quien añadió que el lenguaje sobre temas fiscales "ha evolucionado".

El déficit presupuestario de la primera economía del mundo apunta a superar el billón de dólares por cuarto año consecutivo en el ejercicio fiscal 2012. La cifra es equivalente al siete por ciento de la producción económica del país.

Mientras que Estados Unidos necesita poner su déficit bajo control, muchos países del G-20 quieren que evite una serie de subidas de impuestos y recortes de gastos a partir de enero que fueron aprobadas el año pasado para demostrar que el país podría hacer frente a sus problemas fiscales.

Estas medidas, llamadas "precipicio fiscal", podrían empujar a la economía estadounidense a la recesión, a menos que el Congreso pueda llegar a un acuerdo rápidamente después de las elecciones presidenciales y legislativas del martes.   Continuación...

 
Las economías más importantes del mundo se darán más margen de maniobra para cumplir con sus propias metas a fin de reducir los déficits presupuestarios, en lugar de arriesgarse a agravar la desaceleración en muchos países, entre ellos Estados Unidos. En la imagen, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, durante una rueda de prensa en el segundo día del G-20 en Ciudad de México, el 5 de noviembre de 2012. REUTERS/Henry Romero