Obama y Romney expondrán sus argumentos en el último día de campaña

lunes 5 de noviembre de 2012 07:56 CET
 

WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el candidato republicano Mitt Romney ofrecerán el lunes sus argumentos finales a los votantes de estados decisivos en el último día de una carrera extraordinariamente ajustada a la Casa Blanca.

Después de una campaña larga, amarga y costosa, las encuestas nacionales muestran que Obama y Romney están prácticamente empatados antes de las elecciones del martes, pese a que Obama tiene una ligera ventaja en los ocho o nueve estados clave que decidirán el ganador.

Obama planea visitar tres de esos estados decisivos el lunes y Romney se desplazará a cuatro, buscando el apoyo en una campaña feroz a la Casa Blanca que se centró principalmente en la economía pero que a ratos se volvió intensamente personal.

El resultado de las elecciones tendrá un impacto de una variedad de temas de política interna y externa, desde el inminente "abismo fiscal" de recortes de gastos y aumentos de impuestos que podrían entrar en vigor a finales de año a interrogantes sobre cómo manejar la inmigración ilegal o el desafío de las ambiciones nucleares de Irán.

El equilibrio de poder en el Congreso también estará en juego el martes, con los demócratas de Obama ahora vistos como manteniendo su estrecha mayoría en el Senado y los republicanos Romney posiblemente reteniendo el control de la Cámara de Representantes.

En una carrera en la que ambos candidatos y sus aliados partidistas reunieron un total combinado de 2.000 millones de dólares, un máximo en la historia del país, ambas partes han apuntado a los estados clave en disputa con un aluvión sin precedentes de anuncios.

Los márgenes estrechos en las encuestas nacionales y estatales sugieren la posibilidad de un desenlace de último minuto que podría ser decidido por qué lado consiga impulsar la mayor asistencia a las urnas de sus partidarios.

En los últimos días, Obama y Romney se han centrado en entusiasmar a sus principales partidarios y cortejar a los últimos votantes indecisos en algunos estados clave.

Romney buscó conectar con votantes que apoyaron a Obama en 2008 y fueron defraudados, describiéndose como el candidato del cambio y ridiculizando el fracaso del mandatario demócrata por cumplir sus promesas de campaña. "Él prometió hacer mucho, pero francamente se quedó muy corto", dijo Romney el domingo en un mitin en Cleveland, Ohio.

Obama, citando la mejora en datos económicos sobre el ritmo de contrataciones, argumentó en el tramo final que ha avanzado en reactivar a la economía, pero que necesita un segundo mandato para terminar el trabajo. "Esta es una elección entre dos versiones diferentes de Estados Unidos", dijo Obama en Cincinnati, Ohio.

/Por John Whitesides/

 
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su rival republicano Mitt Romney corrieron el domingo hacia un impredecible final en las últimas 48 horas de una disputa muy reñida por la Casa Blanca, tratando de convocar a partidarios y atraer a votantes indecisos en un puñado de estados clave. En la imagen, Obama saluda al ex presidente Bill Clinton antes de un mitin en Concord, Nueva Hampshire, el 4 de noviembre de 2012. REUTERS/Larry Downing