Miles de nacionalistas rusos se manifiestan contra Putin

domingo 4 de noviembre de 2012 17:06 CET
 

MOSCÚ (Reuters) - Miles de nacionalistas rusos vestidos de negro se manifestaron el domingo por el centro de Moscú conmemorando el "día de la Unidad Nacional" instaurado por Vladimir Putin, pidieron el fin de su mandato y mostraron su hostilidad hacia las minorías.

Putin instituyó el festivo en 2005 para reemplazar la celebración anual de la revolución bolchevique de la época soviética. Pero activistas por los derechos civiles afirman que su propio coqueteo con el nacionalismo ha favorecido un aumento en la violencia de la ultraderecha, y que es parcialmente responsable de que los nacionalistas radicales se hayan apropiado de la fiesta.

Los manifestantes, en su mayoría jóvenes con el pelo muy corto que llevaban chaquetas negras de cuero, gritaron "Rusia sin Putin" y lemas antiinmigrantes, llevaban iconos ortodoxos y ondeaban banderas imperiales, cantando "Rusia para los rusos".

La policía dijo que unas 6.000 personas acudieron a la marcha en una mañana gris, tras recibir permiso por primera vez para recorrer el corazón de la capital rusa.

Muchos expresaron su hostilidad hacia los inmigrantes de las regiones de mayoría musulmana del sur de Rusia y de otras antiguas repúblicas soviéticas, pidiendo que se endurezcan los requisitos para obtener visados y las restricciones para las migraciones internas.

"Todos los trabajos van para los recién llegados, por eso creo que el objetivo de esta manifestación es que los trabajos rusos sean para los rusos", dijo a Reuters un participante en la misma, Igor, que no quiso dar su apellido y que llevaba el rostro parcialmente tapado por una mascarilla médica.

El nuevo festivo conmemora un levantamiento en Moscú contra la ocupación polaco-lituana hace 400 años. Putin lo celebró en un acto junto con los líderes de la Iglesia ortodoxa y de otras tres religiones que el Kremlin considera tradicionales en Rusia: islam, budismo y judaísmo.

"El pueblo unió sus fuerzas en el nombre de Rusia, en el nombre de la Madre Patria, alzándose sobre las diferencias de clase, nacionalidad, religión y de otro tipo", declaró el presidente tras depositar una corona de flores en un monumento en la plaza Roja. "El pueblo liberó Moscú y el país de los ocupantes y de aquellos que vendieron y traicionaron a Rusia".

Putin comenzó este año un nuevo mandato de seis años después de multitudinarias manifestaciones contra él por parte de liberales en la mayor muestra de descontento desde que llegó al poder la primera vez al principio del milenio.   Continuación...

 
Miles de nacionalistas rusos vestidos de negro se manifestaron el domingo por el centro de Moscú conmemorando el "día de la Unidad Nacional" instaurado por Vladimir Putin, pidieron el fin de su mandato y mostraron su hostilidad hacia las minorías. Imagen de unos asistentes a la manifestación en la capital rusa el 4 de noviembre. REUTERS/Mikhail Voskresenskiy