Romney y Obama convergen en Iowa en la recta final de la campaña

domingo 4 de noviembre de 2012 11:04 CET
 

DUBUQUE, EEUU (Reuters) - La carrera por la presidencia de Estados Unidos, que ha dependido durante meses de un puñado de estados, convergió el sábado en una ciudad en Iowa en la que tanto el presidente, Barack Obama, como el aspirante republicano, Mitt Romney, hicieron un llamamiento de última hora para animar a los votantes de cara a los comicios del martes.

Ambos candidatos coincidieron brevemente en Dubuque, una ciudad ribereña del Misisipi con 58.000 habitantes, en su maratón por todo el país mientras tratan de rascar cualquier voto en una carrera muy ajustada.

En un mitin en un aeropuerto por la tarde, Romney urgió a sus simpatizantes a intentar convencer a amigos y vecinos que apoyen a Obama. También dijo que intentaría alcanzar acuerdos con los demócratas si sale elegido, en un intento de atraer a los votantes independientes, hartos de la falta de acuerdo entre los dos grandes partidos.

"Quiero que crucéis la calle a donde el vecino, que tiene otro cartel en su porche. Y yo voy a cruzar el pasillo en Washington D.C. a los políticos que trabajan para el otro candidato", dijo ante unas 2.000 personas.

Seis horas después, Obama recordó a los alrededor de 5.000 asistentes a su mitin en un parque en el centro de Dubuque que comenzó su primera campaña presidencial en Iowa en 2007, y destacó los éxitos de su mandato, como el final de la guerra en Irak y la expansión de la cobertura sanitaria.

"Después de dos años de campaña y cuatro como presidente, ya me conocéis. Puede que no estéis de acuerdo con cada decisión que tomo, en ocasiones os puede haber frustrado el ritmo del cambio. Pero sabéis que digo lo que pienso y quiero decir lo que digo", afirmó.

Un sondeo del periódico Des Moines Register daba a Obama una ventaja de 47 a 42 por ciento sobre Romney en Iowa, aunque apenas le supera en la pregunta decisiva de qué candidato lo haría mejor para gestionar la economía.

Otro estado decisivo es Ohio, y Romney tendrá muy difícil ganar la Casa Blanca si no se lo lleva. Un sondeo de Reuters/Ipsos publicado el sábado lo sitúa también por detrás de Obama, aunque por un estadísticamente insignificante margen de un punto porcentual.

A nivel nacional, la carrera está prácticamente empatada, con un 47 por ciento para el presidente y un 46 para el aspirante, según el sondeo diario de Reuters/Ipsos del sábado, aunque los analistas dicen que Obama tiene ventaja en muchos de los ocho o nueve estados decisivos.

/Por Patricia Zengerle y Matt Spetalnick/

 
La carrera por la presidencia de Estados Unidos, que ha dependido durante meses de un puñado de estados, convergió el sábado en una ciudad en Iowa en la que tanto el presidente, Barack Obama, como el aspirante republicano, Mitt Romney, hicieron un llamamiento de última hora para animar a los votantes de cara a los comicios del martes. En la imagen del 3 de noviembre, Obama saluda al ex presidente Bill Clinton en otro mitin celebrado en Bristow, Virginia. REUTERS/Jason Reed