Obama y Romney se centran en los estados decisivos del medio oeste

sábado 3 de noviembre de 2012 17:19 CET
 

HILLIARD, EEUU (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el candidato republicano Mitt Romney intentaron animar el viernes a los votantes en los estados decisivos del medio oeste del país, una región que probablemente decidirá al ganador de la ajustada carrera electoral por la Casa Blanca que se decidirá el próximo martes.

En sendos mítines en Ohio y Wisconsin, los dos rivales insistieron en el estado de la economía, en un día en el que el Gobierno informó de que la tasa de paro subió una décima al 7,9 por ciento en octubre pero que los empresarios aumentaron las contrataciones.

En Wisconsin, donde los sondeos muestran a Romney por detrás de Obama, el candidato republicano apoyó sus argumentos y dijo que el informe laboral es una prueba más del fallido liderazgo del presidente.

"La pregunta de estas elecciones es la siguiente: ¿Queréis más de lo mismo o queréis un cambio auténtico?" preguntó a los asistentes al mitin en un barrio de Milwaukee, tras celebrar otros dos actos en Ohio.

A cuatro días de las elecciones, ambos están empatados en los sondeos a nivel nacional, pero el presidente tiene una ligera ventaja en los estados decisivos para obtener los 270 votos electorales necesarios para ganar.

En una parada en Ohio, el estado más vital, Obama aseguró que el dato del empleo supone una prueba de que "hemos hecho progresos de verdad"

"Sé que estamos cerca de unas elecciones, pero esto no es un juego. Estos son trabajos de la gente, estas son las vidas de la gente", afirmó. "No se asusta a americanos que trabajan duro solo para conseguir algunos votos".

/Por Jeff Mason/

 
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el candidato republicano Mitt Romney intentaron animar el viernes a los votantes en los estados decisivos del medio oeste del país, una región que probablemente decidirá al ganador de la ajustada carrera electoral por la Casa Blanca que se decidirá el próximo martes. Imagen de Romney en un mitin en Etna, Ohio, el 2 de noviembre. REUTERS/Brian Snyder