La investigación del suceso en el Madrid Arena apunta a un exceso de aforo

viernes 2 de noviembre de 2012 21:09 CET
 

MADRID (Reuters) - La investigación sobre la muerte de tres jóvenes tras una estampida en el pabellón Madrid Arena durante una fiesta de Halloween con música electrónica se centra en el posible exceso de aforo en el recinto, mientras la alcaldesa de la capital, Ana Botella, anunció el viernes que no volverá a ceder instalaciones muncipales para conciertos similares.

Otras dos jóvenes, una de ellas menor, resultaron heridas muy graves durante el tapón humano que se formó en uno de los túneles del Madrid Arena tras una estampida que se habría iniciado después del lanzamiento de una bengala poco antes de las 4 de la madrugada.

"Determinar el número de asistentes va a ser un dato fundamental para la determinación de las responsabilidades. Los testimonios existentes aseguran que había muchísima gente", dijo el viernes el juez decano de Madrid José Luis González Armengol a los periodistas.

El juez del juzgado de instrucción nº 51 de Madrid, Eduardo López, que se encontraba de guardia en la madrugada del 1 de noviembre y levantó los cadáveres de dos de las jóvenes fallecidas, abrió diligencias previas para esclarecer lo sucedido durante la fiesta de música electrónica en el recinto multiusos situado en la Casa de Campo, en las afueras de la capital, y en el que se sospecha que también había bastante presencia de menores.

Un aforo para 10.600 personas se habría llenado con 15.000 personas, según informaron medios citando las palabras de uno de los pinchadiscos de la fiesta.

Los organizadores de Thriller Music Park han negado la sobreventa de entradas en una fiesta que incluía la presencia estelar del DJ estadounidense Steve Aoki, cuya aparición en escena coincidió con el momento de la estampida.

La fiesta continuó hasta las 6.30 de la mañana porque las fuerzas de seguridad prefirieron no suspenderla para evitar una tragedia mayor.

La policía, que está analizando las cintas de vídeo del local para determinar lo ocurrido, ha dicho que no intervino antes de la avalancha porque no había ninguna señal de irregularidades en el interior del recinto.

Muchos asistentes han manifestado que algunas de las puertas de este local - remodelado para la candidatura olímpica de Madrid 2012 - estaban cerradas, un hecho que han negado las autoridades municipales.   Continuación...

 
La investigación sobre la muerte de tres jóvenes tras una estampida en el pabellón Madrid Arena durante una fiesta de Halloween con música electrónica se centraba en el posible exceso de aforo en el recinto, mientras la alcaldesa de la capital, Ana Botella, anunció el viernes que no volverá a ceder instalaciones muncipales para conciertos similares. En la imagen del 1 de noviembre, unos jóvenes permanecen ante unas velas en el exterior de una estación de metro cerca del colegio mayor al que acudía una de las víctimas en Madrid. REUTERS/Susana Vera