El Gobierno otorgará préstamos a la banca para sanear el sector

viernes 11 de mayo de 2012 19:34 CEST
 

MADRID (Reuters) - El Gobierno español obligará a la banca española a apartar sus activos inmobiliarios en sociedades holding y, en aras de recuperar la confianza internacional, impondrá una auditoría independiente completa de la banca a la que prevé ayudar con un importe de 15.000 millones de euros entre capital y préstamos.

"(la cantidad) va a ser inferior el importe a lo que inyectó el Gobierno anterior en la primera ronda del FROB, que fueron 15.000 millones", dijo el ministro de Economía, Luis de Guindos, tras explicar la nueva reforma bancaria dos días después de la nacionalización de la cuarta entidad nacional por problemas de balance.

"(...) a un coste de interés próximo al 10 por ciento y con la obligación de reembolsarlo", quiso insistir Guindos que reiteró en numerosas ocasiones que las ayudas estatales para nuevos saneamientos no tendrían coste para los contribuyentes.

El Ejecutivo explicó que su principal plan consistiría en la aportación de instrumentos conocidos como capital contingente (CoCos), préstamos que tiene que ser devueltos a un tipo de interés del 10 por ciento, aunque tampoco descarta inyectar capital suscribiendo eventualmente ampliaciones de capital.

En una primera reacción el mercado y algunos analistas volvieron a cuestionar si la cifra de 15.000 millones sería suficiente para calmar los nervios sobre un sector bancario que ha suscitado las dudas por su enorme exposición al castigado sector inmobiliario que llevó incluso a especular con un rescate internacional de la banca española.

"El mercado esperaba ver una cifra de al menos 50.000 millones de euros en capital nuevo. No se puede dar una cifra de 15.000 millones sin más explicaciones", dijo un analista del sector bancario en Londres.

Las medidas presentadas por el Ejecutivo también incluyen unas provisiones adicionales de 30.000 millones sobre el crédito sano de 123.

Estas nuevas provisiones se suman a los alrededor de 54.000 millones de euros que las entidades ya tenían que provisionar por los activos considerados tóxicos (adjudicados y créditos dudosos y subestándar).

Analistas coincidieron a la hora de señalar que este conjunto de medidas presionarán de forma adicional el balance de los bancos de tal manera que obligará a muchas entidades solicitar la aportación de capital público mediante préstamos.   Continuación...

 
El Gobierno español obligará a la banca española a apartar sus activos inmobiliarios en sociedades holding y, en aras de recuperar la confianza internacional, impondrá una auditoría independiente completa de la banca a la que prevé ayudar con un importe de 15.000 millones de euros entre capital y préstamos. En la imagen, el ministro español de Economía, Luis de Guindos, en una rueda de prensa tras el COsnejo de Ministros en el Palacio de la Moncloa, en Madrid, el 11 de mayo de 2012. REUTERS/Juan Medina