España toca madera para que esta reforma bancaria sea la buena

martes 8 de mayo de 2012 18:54 CEST
 

MADRID (Reuters) - El Gobierno español ha reconocido el alcance del problema de su sector bancario con la elaboración de un plan de saneamiento para Bankia, pero los inversores esperan que se aporten más detalles para convencerse de que el sistema financiero ha salido del túnel en el que se encuentra.

El Gobierno desvelará el viernes nuevas medidas para la reestructuración financiera, segregando los activos inmobiliarios del balance de los bancos y proporcionando ayudas públicas a Bankia, en el cuarto intento en tres años de tranquilizar a los inversores sobre la salud del sector.

"Se trata de un paso adelante en la fase de reconocimiento del problema por parte del Gobierno, lo que en sí es positivo", dijo Goldman Sachs en una nota de análisis.

Sin embargo, aún se desconoce exactamente cómo se va a estructurar la ayuda de Bankia y la mecánica del sistema que apartará los activos inmobiliarios de los bancos.

Los bancos españoles se han convertido en las primeras inmobiliarias del país tras el devastador impacto de la crisis de la vivienda que comenzó en 2008, y los inversores temen que las pérdidas procedentes de este tsunami dañen aún más las maltrechas finanzas públicas y agraven la delicada posición del país en la crisis de deuda de la eurozona.

El presidente de Bankia, Rodrigo Rato, presentó su dimisión el lunes para ser reemplazado por José Ignacio Goirigolzarri, exconsejero delegado de BBVA, segundo banco del país, con más de 30 años de experiencia en el sector.

Algunos inversores de los grandes bancos españoles han expresado alivio por el hecho de que el Gobierno se decida finalmente a ser parte activa en la solución del problema de Bankia sin obligar a los bancos más sanos a pagar los platos rotos.

Las acciones de Santander, BBVA y Caixabank volvieron a terminar por segundo día consecutivo con un mejor comportamiento que Bankia, que cedió un 4,76 por ciento, el segundo mayor descenso del índice selectivo ante la incertidumbre sobre su futuro.

"Es algo que tenía que hacerse en fin de semana sin dejar que se filtrara a la prensa en un lunes con vagas promesas de anunciar una resolución el viernes", dijo un analista del sector bancario.   Continuación...

 
El Gobierno español ha reconocido el alcance del problema de su sector bancario con la elaboración de un plan de saneamiento para Bankia, pero los inversores esperan que se aporten más detalles para convencerse de que el sistema financiero ha salido del túnel en el que se encuentra. En la imagen de archivo, una bandera española ondea al viento sobre la Biblioteca Nacional en el centro de Madrid, el 27 de abril de 2012. REUTERS/Andrea Comas