El Rey: Lo siento mucho, me he equivocado, no ocurrirá más

miércoles 18 de abril de 2012 19:44 CEST
 

MADRID (Reuters) - El rey Juan Carlos I se disculpó el miércoles por un polémico viaje de caza a Botsuana en el que se cayó y se rompió la cadera mientras el país afronta una grave situación económica, reconoció su error y aseguró que no se volverá a repetir.

"Lo siento mucho, me he equivocado y no volverá a ocurrir", dijo el monarca con rostro serio a un equipo de Televisión Española antes de abandonar la clínica madrileña donde llevaba ingresado desde el sábado después de que se le implantara una prótesis de cadera.

El accidente del Rey, de 74 años, durante un viaje de caza mayor en Botsuana ha desatado la polémica en un país sumido en una profunda crisis económica y desde diversos sectores de la sociedad se había pedido una disculpa.

"Estoy mucho mejor. Agradezco al equipo médico y la clínica como me han tratado. Estoy deseando retomar mis obligaciones", agregó, tras recibir el alta médica.

"Gracias por vuestro interés estos días y por estar aquí tanto tiempo".

Las disculpas públicas del monarca, las primeras de su reinado, recibieron el apoyo de los principales partidos políticos, que habían reclamado insistentemente el gesto desde principios de semana.

El Partido Popular mostró su "respeto a una monarquía que está en sintonía con lo que el pueblo español espera y necesita de ella" en un comunicado.

"Creemos que su majestad el Rey ha hecho bien haciendo este tipo de declaración pública, recogiendo así el sentir mayoritario de la ciudadanía", dijo Trinidad Jiménez, secretaria de política social del Partido Socialista, a periodistas. Tanto el PP como el PSOE desearon al monarca una "pronta recuperación".

La portavoz del UPyD, Rosa Díez, dijo que el rey Juan Carlos había hecho lo que debía mientras que el coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, aprovechó para pedir un referéndum sobre el "modelo de la jefatura de Estado".   Continuación...

 
El rey Juan Carlos I se disculpó el miércoles por un polémico viaje de caza a Botsuana en el que se cayó y se rompió la cadera mientras el país afronta una grave situación económica, reconoció su error y aseguró que no se volverá a repetir.
 En la imagen, el Rey a la salida del hospital el 18 de abril de 2012 en Madrid. REUTERS/Andrea Comas