La policía francesa arresta a otros diez supuestos islamistas

miércoles 4 de abril de 2012 10:01 CEST
 

PARÍS (Reuters) - Diez supuestos islamistas fueron detenidos en la madrugada del miércoles en una operación policial en toda Francia como parte de las medidas ordenadas por el presidente Nicolas Sarkozy, después de que el mes pasado siete personas fueran asesinadas en unos ataques inspirados por Al Qaeda.

El servicio de información nacional DCRI, con el apoyo de comandos policiales de élite, llevó a cabo los arrestos en las ciudades de Marsella y Valence, en el sur, en dos localidades en el suroeste y en la nororiental de Roubaix, dijo una fuente policial.

El 30 de marzo otras 19 personas fueron arrestadas también en diferentes ciudades, una semana después de que la policía matara tras un largo asedio al pistolero inspirado por Al Qaeda Mohamed Merah, que mató a tres soldados, tres niños y un rabino en varios atentados en Toulouse y sus alrededores.

"Los arrestados tienen un perfil similar al de Mohamed Merah", dijo una fuente policial. "Son personas aisladas que se han radicalizado a sí mismas".

Dijo que los sospechosos fueron seguidos en foros islamistas en los que expresaron opiniones radicales y dijeron que estaban preparando un viaje a zonas como Afganistán, Pakistán y el cinturón del Sahel para llevar a cabo la yihad (guerra santa). Algunos de los detenidos ya habían estado y regresado a Francia, añadió la fuente.

Sarkozy, que afronta una cuesta arriba si quiere ser reelegido en las elecciones presidenciales a dos vueltas de abril y mayo, ha prometido eliminar cualquier forma de radicalismo tras los atentados de Merah.

Trece de los 19 arrestados el viernes pasado tienen al parecer vínculos con el grupo radical francés Forsane Alizza y están siendo investigados como sospechosos de terrorismo, dijo el miércoles el fiscal de París.

Las operaciones del miércoles no están vinculadas con esas detenciones ni con los ataques de Merah, afirmó la fuente.

Los atentados de Toulouse han convertido la seguridad en la cuestión más importante de cara a las elecciones, que tendrán la primera vuelta el 22 de abril, y han mejorado la situación de Sarkozy en los sondeos frente a su rival socialista, François Hollande, que sigue apareciendo como el favorito.

 
Diez supuestos islamistas fueron detenidos en la madrugada del miércoles en una operación policial en toda Francia como parte de las medidas ordenadas por el presidente Nicolas Sarkozy, después de que el mes pasado siete personas fueran asesinadas en unos ataques inspirados por Al Qaeda. Imagen de unos agentes enmascarados escoltando a un detenido en Coueron, cerca de Nantes, en la anterior operación policial, el 30 de marzo. REUTERS/Stephane Mahe