18 de noviembre de 2011 / 12:28 / en 6 años

El Congreso de EEUU protege la pizza por considerarla verdura

El Congreso de EEUU dio el jueves un portazo a los activistas que luchan contra la obesidad infantil al aprobar una ley que deja de lado las propuestas que amenazaban con acabar con el reinado de la pizza y las patatas fritas en los menús escolares de los colegios públicos. En la imagen, un trozo de pizza en un restaurante de Chicagoel 20 de enero de 2010.John Gress

(Reuters) - El Congreso de EEUU dio el jueves un portazo a los activistas que luchan contra la obesidad infantil al aprobar una ley que deja de lado las propuestas que amenazaban con acabar con el reinado de la pizza y las patatas fritas en los menús escolares de los colegios públicos.

Los cambios retirados, que habrían despojado a la pizza del estatus de verdura del que disfruta ahora y limitaban la cantidad de patatas fritas que se deben servir, derivan de una ley de nutrición infantil de 2010 que buscaba mejorar la calidad de la nutrición escolar de las comidas que se sirven a 32 millones de niños estadounidenses.

La votación es un triunfo para los fabricantes de patatas fritas y pizzas congeladas y se produce semanas después de que las ricas industrias de alimentación, bebidas y restaurantes lograran debilitar las propuestas del gobierno a favor de directrices nutricionales voluntarias.

"Es una victoria importante", dijo Corey Henry, portavoz del Instituto de Alimentación Congelada Americano (AFFI, en sus siglas inglesas). Esta asociación gremial presionó al congreso en nombre de los vendedores de pizzas congeladas como ConAgra Foods y Schwan Food y de los fabricantes de patatas fritas McCain Foods y J.R. Simplot Co, el último muy conocido como proveedor de la compañía de comida rápida McDonald's.

"Nuestra preocupación es que las normas obligaran a las empresas a cambiar en muchos aspectos sus productos, que los harían desagradables a los estudiantes", dijo Henry.

Otros miembros de la AFFI incluyen a H.J. Heinz, General Mills y Kraft Foods.

Las comidas de los colegios eran una pequeña parte de una ley mucho más grande que afectaba a muchos departamentos del Gobierno federal. El Congreso envió la ley al Senado para su aprobación final.

"Empezaron con las patatas fritas y ahora se han movido hasta la pizza", dijo Jared Polis, un demócrata de Colorado, que lamentó las ayudas públicas a dietas insalubres a través de los comedores escolares. "La pizza en sí misma (sin los ingredientes añadidos)... no es una verdura, es de sentido común".

Además de una limitación a una taza de patatas fritas a la semana, el Departamento de Agricultura de EEUU (USDA, en sus siglas inglesas) también había propuesto límites a las verduras almidonadas (altas en calorías) como el maíz, los guisantes y las habas, al mismo tiempo que recomendaba que las comidas se sirvieran con una mayor variedad de fruta y verdura.

Según un informe del USDA de 2007, la pizza y las patatas fritas estaban entre las comidas más consumidas por los participantes en el programa escolar nacional.

Comidas escolares más saludables es una de las piedras angulares de la campaña de la primera dama Michelle Obama para acabar con la obesidad infantil. Casi uno de cada tres niños en EEUU tiene sobrepeso u obesidad y los números siguen creciendo.

"Está claro que más pizza y patatas fritas en los colegios no es bueno para los niños, pero es bueno para las empresas que hacen pizza y patatas fritas", dijo Margo Wootan, directora de nutrición en el Centro para la Ciencia en el Interés Público, un grupo de consumidores que defiende mejores políticas alimentarias y nutrición.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below