La manifestación laica acaba con cargas policiales

jueves 18 de agosto de 2011 00:27 CEST
 

MADRID (Reuters) - Miles de personas se manifestaron en Madrid el miércoles, víspera de la llegada a Madrid el papa Benedicto XVI, en demanda de un estado laico y en contra de los gastos ocasionados por la visita a España del pontífice con ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), en una marcha que acabó con cargas policiales en la Puerta del Sol, seis detenidos y dos policías heridos.

Los participantes marcharon bajo el lema "De mis impuestos, al papa cero", convocados por más de un centenar de organizaciones laicas y cristianas que exigen que se elimine cualquier apoyo económico a instituciones religiosas en un país de tradición católica pero que cuya Constitución califica como laico.

"Está costando mucho dinero a las arcas españolas que están pasando por un mal momento", dijo a Reuters Rosa Vázquez, de 55 años, que participaba en la manifestación en una calurosa tarde de agosto, con una pancarta que decía "La religión es el opio del pueblo, no te drogues con mis impuestos".

La manifestación coincide con la presencia en la capital de España de medio millón de peregrinos católicos de 193 nacionalidades para la JMJ, un encuentro que ha enfrentado a los críticos, que dicen que supone un dispendio para un país sumido en una profunda crisis, con la organización, que asegura que la cita dejará a la economía española unos 100 millones de euros.

La marcha cruzó la Puerta del Sol, punto emblemático del movimiento de los "indignados" del 15 de mayo, que por su naturaleza poliédrica no ha mostrado un apoyo expreso a la marcha, aunque numerosas asambleas de barrio de la ciudad se han adherido a su manifiesto, al igual que cristianos de base, ecologistas o feministas.

La Policía cargó contra los manifestantes para desalojar la Puerta del Sol, después de que se produjeran momentos de tensión al mezclarse peregrinos y manifestantes previamente separados por un cordón policial. La operación concluyó con seis detenidos y dos policías detenidos, según confirmó un portavoz policial en Madrid.

Peregrinos y manifestantes se intercambiaron gritos cuando estaban separados por el cordón policial. "Vuestro papa es un nazi", coreaban unos, mientras los jóvenes católicos contestaban "Benedicto, Benedicto".

Posteriormente, el cordón policial se relajó y manifestantes y peregrinos se mezclaron iniciando debates - algunos de ellos acalorados - mientras algunos jóvenes católicos se arrodillaron a rezar ante la estupefacción de los laicos.

"No estamos en contra de que la gente celebre la visita del Papa, pero no nos gusta que tengamos que pagar sin que nadie nos pregunte", dijo Nora, de 20 años.   Continuación...

 
Miles de personas se manifestaron en Madrid el miércoles, víspera de la llegada a Madrid el papa Benedicto XVI, en demanda de un estado laico y en contra de los gastos ocasionados por la visita a España del pontífice con ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), en una marcha que acabó con cargas policiales en la Puerta del Sol, seis detenidos y dos policías heridos. En la imagen, una escaramuza entre policías y manifestantes en el centro de Madrid, el 17 de agosto de 2011. REUTERS/Juan Medina