El Papa, en España, pide a Europa mantener sus raíces religiosas

sábado 6 de noviembre de 2010 18:08 CET
 

SANTIAGO DE COMPOSTELA (Reuters) - El Papa Benedicto XVI, al comienzo de una visita relámpago a una España cada vez más laica, instó el sábado a Europa a que redescubra a Dios y su herencia cristiana, además de lanzar un revés indirecto a la ley del aborto.

"Europa ha de abrirse a Dios, salir a su encuentro sin miedo", dijo en la misa oficiada en la Plaza del Obradoiro, en Santiago de Compostela, que ha sido lugar de peregrinación católica desde tiempos medievales.

Uno de los temas principales del papado de Benedicto XVI ha sido lo que la Iglesia llama "reevangelización" de Europa, un intento para que la gente vuelva a sus raíces religiosas a pesar de vivir en sociedades altamente secularizadas.

A su llegada el sábado, el Papa dijo que la libertad tenía que basarse en la "justicia para todos, comenzando con los más pobres y desvalidos", en una clara referencia al aborto.

"Es necesario que Dios vuelva a resonar gozosamente bajo los cielos de Europa", dijo el Pontífice en la misa oficiada desde un moderno altar ubicado ante la catedral románica del siglo XII, donde se cree que están enterrados los restos del apóstol Santiago.

El Papa, que comenzó su viaje de 32 horas en Santiago de Compostela, arremetió indirectamente contra la ley del aborto en España.

La poderosa Iglesia católica española, cuya imagen se vio reforzada por su relación cercana con Francisco Franco durante sus casi 40 años de dictadura, ha chocado con el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero por los derechos de los homosexuales y el aborto.

El aborto fue legalizado en España bajo unos supuestos limitados en 1985, pero este año el gobierno de Zapatero aprobó que las mujeres puedan abortar libremente en las primeras 14 semanas de gestación.

Benedicto XVI, en el que es su segundo viaje a España desde su elección en 2006, fue recibido por la mañana en el aeropuerto compostelano de Lavacolla por los príncipes de Asturias, don Felipe y doña Letizia, entre una espesa niebla.   Continuación...

 
<p>El Papa Benedicto XVI, al comienzo de una visita rel&aacute;mpago a una Espa&ntilde;a cada vez m&aacute;s laica, inst&oacute; el s&aacute;bado a Europa a que no permita que el materialismo oscurezca su rica herencia espiritual, adem&aacute;s de lanzar un rev&eacute;s indirecto a la ley del aborto. En la imagen, el Papa saluda al vicepresidente primero, Alfredo P&eacute;rez Rubalcaba (D, flanqueado por los pr&iacute;ncipes de Asturias en el aeropuerto de Santiago de Compostela, el 6 de noviembre de 2010. REUTERS/Ballesteros/Pool</p>