Zapatero anuncia un duro recorte de gasto social e inversiones

miércoles 12 de mayo de 2010 21:56 CEST
 

Por Andrés González

MADRID (Reuters) - El presidente del Gobierno español giró el miércoles el timón de su política de gasto social al anunciar recortes en salarios públicos y una congelación de las pensiones que, además de recortar el déficit fiscal, mermarán inevitablemente la capacidad de crecimiento económico.

"Tenemos que hacer un esfuerzo singular, excepcional y extraordinario para reducir nuestro déficit público y debemos hacerlo ahora cuando la economía empieza a recuperarse", dijo José Luis Rodríguez Zapatero en una comparecencia en el Congreso de los Diputados.

Zapatero, que hace sólo una semana rehusó acelerar el recorte del déficit al considerar que ponía en riesgo la recuperación económica, reconoció que las prioridades actuales han cambiado ante la virulenta presión de los mercados.

Explicó que el recorte de 15.000 millones de euros extra entre 2010 y 2011 pactado con la UE contemplará entre otras medidas una reducción de la inversión pública en más de 6.000 millones de euros.

"Se prevé una reducción de 6.045 millones de euros entre 2010 y 2011 en la inversión pública estatal", dijo, para añadir que las Comunidades Autónomas asumirán un ahorro adicional de 1.200 millones de euros.

Entre las medidas de gasto social, Zapatero destacó una reducción media del cinco por ciento de los salarios en el sector público en 2010 y la congelación de los mismos en 2011.

"(Vamos) a reducir las retribuciones de personal del sector público en un 5 por ciento de media en 2010 y congelarlas en 2011 (...) se baja el sueldo un 15 por ciento a los miembros del gobierno", dijo el presidente del ejecutivo.

Añadió que no se revalorizarán las pensiones en 2011 y se eliminará el "cheque bebé" de 2.500 euros.   Continuación...

 
<p>El presidente del Gobierno, Jos&eacute; Luis Rodr&iacute;guez Zapatero, emprendi&oacute; el mi&eacute;rcoles un cambio de tim&oacute;n en su pol&iacute;tica de gasto social al anunciar recortes de los salarios p&uacute;blicos y una congelaci&oacute;n de las pensiones, adem&aacute;s de una nueva reducci&oacute;n de las inversiones estatales para acelerar el recorte del d&eacute;ficit fiscal. En la imagen, Zapatero habla durante la sesi&oacute;n parlamentaria en el Congreso de los Diputados en Madrid, el 12 de mayo de 2010. REUTERS/Juan Medina</p>