Una pelea de narcos en una cárcel mexicana causa 23 muertos

miércoles 20 de enero de 2010 19:54 CET
 

DURANGO, México (Reuters) - Una pelea entre grupos rivales de reos en una prisión del norte de México provocó el miércoles al menos 23 muertos, en otro violento episodio en cárceles del país que están aún más saturadas debido a un aumento de arrestos por la guerra antidroga.

Los reos en la cárcel a las afueras de la ciudad de Durango, capital del estado homónimo, usaron cuchillos y lanzas fabricadas en talleres de la prisión, dejando a las víctimas perdiendo sangre a borbotones, informaron fuerzas de seguridad del estado.

Funcionarios de la fiscalía dijeron que el choque se dio a la hora del desayuno entre presos ligados con el poderoso cártel de Sinaloa y prisioneros de reciente ingreso vinculados con el cártel del Golfo y su brazo armado Los Zetas.

"Hay 23 muertos, todos son reos", dijo el general Moisés Melo García, comandante militar del estado, quien envió decenas de soldados a la prisión en las afueras de la capital estatal a petición de las autoridades policiales. "La situación ya está bajo control", agregó.

Los soldados y policías federales ingresaron a la prisión para frenar la pelea, mientras afuera familiares preguntaban preocupados si sus esposos o hermanos se encontraban entre los fallecidos.

Los violentos cárteles de la droga abrieron en Durango un nuevo frente en la guerra del narcotráfico, extendiendo sus batallas al otrora tranquilo estado, donde las rutas del narcotráfico hacia Estados Unidos están dominadas por el capo más buscado, Joaquín "El Chapo" Guzmán".

La brutal violencia ligada a la droga ha dejado más de 17.000 muertos en México desde finales de 2006.

La ofensiva del Gobierno contra los cárteles de la droga, en la que participan militares y policías, ha logrado el arresto de más de 80.000 sospechosos de narcotráfico en los últimos tres años.

Pero eso ha provocado que las cárceles del país se saturen todavía más, mientras que son más comunes las riñas entre bandas rivales dentro de ellas.

En la prisión de Durango hay unos 2.000 reos, más del doble de su capacidad. Otra pelea en marzo del año pasado causó ocho presos muertos.