31 de julio de 2015 / 6:55 / hace 2 años

Las petroleras recortan gastos y empleos ante el hundimiento del crudo

La dura realidad de un segundo hundimiento en los precios del crudo está llevando tanto a las grandes petroleras globales como a las productoras de petróleo de esquisto en Estados Unidos a recortar los gastos nuevamente, un año después de que empezó el primer colapso en los precios. En la imagen, una plataforma petrolífera en Huntington Beach, California, 28 sep 2014. REUTERS/Lucy Nicholson

HOUSTON (Reuters) - La dura realidad de un segundo hundimiento en los precios del crudo está llevando tanto a las grandes petroleras globales como a las productoras de petróleo de esquisto en Estados Unidos a recortar los gastos nuevamente, un año después de que empezó el primer colapso en los precios.

A sólo días de haber empezado la temporada de resultados del segundo trimestre, Chevron Corp y Royal Dutch Shell Plc dijeron que recortarían un total combinado de 8.000 puestos de trabajo a nivel global.

En Dakota del Norte, Whiting Petroleum bajó su presupuesto de gasto de capital tras haberlo subido un 15 por ciento por la expectativa de que el declive de los precios sería temporal.

ConocoPhillips, la mayor petrolera independiente de Estados Unidos, recortó el jueves su presupuesto para el 2015 por tercera vez, en 500 millones de dólares, a 11.000 millones de dólares.

El presidente ejecutivo de Conoco, Ryan Lance, dijo que la firma se está preparando para “precios más bajos y más volátiles”.

Los precios del crudo han estado en una montaña rusa desde mediados del 2014, cuando el sobreabastecimiento global empezó a hacerlos retroceder desde niveles por encima de los 100 dólares el barril.

Tras caer a un mínimo de 42 dólares en marzo, el crudo en Estados Unidos rebotó a cerca de 60 dólares en mayo, lo que dio algún respiro a las productoras de petróleo de esquisto que vieron un drástico recorte en su flujo de efectivo.

Pero desde el 23 de junio, cuando empezó el último desplome en los precios, el petróleo ha caído cerca de un 20 por ciento, a unos 49 dólares por barril.

El segundo hundimiento ha echado por tierra las esperanza que había en mayo de que los precios se mantendrían estables en torno a los 60 dólares por barril o que subirían hacia los 65 dólares, nivel que muchos productores de petróleo de esquisto han dicho les permitiría sumar plataformas de perforación y salir de su postura defensiva.

Anadarko Petroleum Corp dijo que buscar crecimiento en este ambiente no tendría sentido.

“Parece poco probable que tengamos el tipo de márgenes que hemos visto históricamente, que nos animarían a volver a una modalidad de crecimiento”, dijo el presidente ejecutivo de Anadarko, Al Walker, a los inversores el miércoles.

Las empresas más débiles están en un lugar más complejo en momentos en que consideran una reducción del gasto, la venta de bonos adicionales de alto rendimiento o la emisión de más acciones para hacer frente a la pérdida de efectivo por el declive en los precios del petróleo y del gas.

“Todas las compañías (de exploración y producción) tienen que estar considerando sus programas de capital”, dijo Matthew Miller, analista de petróleo de S&P Capital IQ.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below