El incendio más mortífero de Portugal sigue activo tras causar 62 muertos

lunes 19 de junio de 2017 15:14 CEST
 

Por Axel Bugge

PEDROGAO GRANDE, Portugal (Reuters) - Más de 1.000 bomberos seguían luchando el lunes contra el incendio forestal más mortífero registrado hasta ahora en Portugal, después de que acabara con la vida de al menos a 62 personas durante el fin de semana.

    El primer ministro, Antonio Costa, que visitó el domingo Pedrogao Grande, una zona montañosa situada a unos 200 kilómetros al noreste de Lisboa, habló de la mayor tragedia humana de la que se tiene memoria en Portugal.

La grata lluvia ligera que comenzó el lunes por la mañana sólo trajo un pequeño alivio a una población conmocionada y a unos bomberos exhaustos. Los hidroaviones, algunos franceses y españoles, reanudaban sus misiones después de la pausa nocturna.

    "Todavía hay mucho bosque que puede arder y la lluvia no cambia mucho", dijo Rui Barreto, subjefe de bomberos en la improvisada oficina de emergencia de Pedrogao Grande, mientras se escuchaba un trueno sobre la localidad, cubierta de cenizas.

Los bomberos dijeron que las condiciones meteorológicas eran todavía adversas en la mayoría de las áreas donde continuaban las llamas. Dos batallones del ejército ayudaban a los servicios de emergencia.

    Decenas de camiones de bomberos avanzaban y retrocedían para combatir el incendio en zonas situadas a hasta 20 kilómetros al norte de Pedrogao Grande. En un ejemplo de la ayuda que Portugal está recibiendo de sus vecinos europeos, cuatro camiones de bomberos españoles fueron vistos alejándose de la sede.

Al menos la mitad de las víctimas murieron en sus coches mientras trataban de huir por una autopista local, mientras que muchos cuerpos fueron encontrados junto a la carretera, lo que sugiere que probablemente abandonaron sus vehículos en medio del pánico.

       Continuación...

 
Más de 1.000 bomberos seguían luchando el lunes contra el incendio forestal más mortífero registrado hasta ahora en Portugal, después de que acabara con la vida de al menos a 62 personas durante el fin de semana. En la imagen, un coche calcinado por las llamas cerca de Pedrogao Grande el 18 de junio de 2017. REUTERS/Rafael Marchante