17 de febrero de 2017 / 11:35 / en 7 meses

El tribunal absuelve a la infanta Cristina y condena a seis años a su marido

La hermana del rey de España, Cristina de Borbón, ha sido absuelta en el caso Nóos, según la sentencia de la Audiencia Provincial de Palma conocida el viernes, que condenó a su marido, Iñaki Urdangarin, por aprovechar sus conexiones con la realeza para lucrarse ilegalmente. En la imagen de archivo, la infanta y Urdangarin llegan a una sesión del juicio en Palma de Mallorca, 26 de febrero de 2016. REUTERS/Enrique Calvo

MADRID (Reuters) - La hermana del rey de España, Cristina de Borbón, ha sido absuelta en el caso Nóos, según la sentencia de la Audiencia Provincial de Palma conocida el viernes, que condenó a su marido, Iñaki Urdangarin, por aprovechar sus conexiones con la realeza para lucrarse ilegalmente.

Ocho meses después del final del juicio, el tribunal ha considerado que la infanta no cometió los dos delitos de cooperación necesaria en fraude fiscal de los que se le acusaba, en un escándalo que hizo que la Casa Real cortara relaciones con ella y su familia y contribuyó a la abdicación del rey emérito Juan Carlos I.

“Hemos depositado en la justicia una función y la ha ejercido en su plena independencia. Si se creía en la independencia cuando se hacía sentar en el banquillo a la infanta se tienen que creer ahora la absolución”, dijo el abogado de la infanta, Miquel Roca, nada más conocer el fallo.

Pese a la absolución, la hermana de Felipe VI ha sido condenada a pagar una multa de 265.000 euros en concepto de responsabilidad civil a título lucrativo, que quedará cubierta por el pago de la fianza que realizó antes del juicio.

La absolución de la antigua duquesa de Palma coincide con la línea de la Fiscalía, que no presentó cargos contra ella. Fue la acusación particular de la organización Manos Limpias, que ahora se verá obligada a pagar parte de las costas, la que llevó por primera vez a un miembro de la familia real al banquillo.

Un portavoz de Zarzuela contactado por Reuters no quiso comentar la sentencia y reiteró que “la Casa Real tiene un respeto absoluto a la independencia del poder judicial”, postura que compartió el Ejecutivo español.

“El Gobierno (...) mantiene que en España todo el mundo está sometido al imperio de la ley, que es un Estado de Derecho y nadie está por encima de la ley”, dijo el ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, en rueda de prensa.

INGRESO INMEDIATO EN PRISIÓN

Urdangarin ha sido condenado a seis años y tres meses, lejos de los 19 años que solicitaba la Fiscalía, por malversación, fraude contra la administración pública y dos delitos de fraude fiscal y tráfico de influencias.

El fiscal del caso dijo a periodistas que pedirá el ingreso inmediato en prisión del exjugador olímpico de balonmano, que en los últimos años ha estado afincado en Suiza huyendo de la presión mediática de un caso que estalló hace 11 años.

La sentencia no es firme y cabe la posibilidad de recurso ante el Tribunal Supremo.

El caso se centra en el desvío de hasta 6,2 millones de euros de fondos públicos al Instituto Nóos, dirigido de 2004 a 2006 por Urdangarin, que habría aprovechando su estatus cercano a la monarquía para conseguir contratos.

La infanta declaró durante el juicio que ignoraba las actividades de su marido y desconocía cómo funcionaba Aizoon, una sociedad cuya propiedad compartía al 50 por ciento con su marido, sin apenas actividad y que era usada para desviar millones de euros de los contratos públicos de Nóos.

Urdangarin reconoció que se cargaron gastos familiares y personales a dicha sociedad, pese a que su objeto social era la compra y alquiler de inmuebles.

El socio de Urdangarin, Diego Torres, ha sido condenado a ocho años y seis meses de prisión mientras que el expresidente balear, Jaume Matas, recibió una pena de tres años y ocho meses.

Además de la infanta Cristina, otros diez acusados han sido absueltos, entre ellos la mujer de Torres, Ana María Tejero.

El caso, que ha sentado a 18 personas el banquillo, contribuyó al descenso del apoyo ciudadano a la monarquía española, que ya había bajado abruptamente por otros escándalos protagonizados por el anterior rey, durante una época de profunda crisis económica y grandes escándalos de corrupción política en el país.

El monarca emérito, que disfrutó de una gran popularidad en sus casi 40 años de reinado, decidió abdicar hace más de dos años en su hijo Felipe VI.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below