Messi falla al Barça cuando más le necesita

miércoles 27 de febrero de 2013 16:13 CET
 

MADRID (Reuters) - A Lionel Messi rara vez se la ha acusado de no rendir al máximo en los grandes partidos, y ha marcado goles en dos finales europeas, pero tras sus flojas actuaciones contra el AC Milan y el Real Madrid, comienzan a surgir dudas.

El cuatro veces Balón de Oro, máximo anotador de uno de los grandes clubes de todos los tiempos, fue una sombra del jugador al que el público está acostumbrado en el partido de ida de octavos de final de Liga de Campeones la semana pasada, cuando el Barcelona cayó derrotado por 2-0.

El martes ocurrió lo mismo de nuevo en el Camp Nou, cuando Cristiano Ronaldo, el jugador con el que siempre se le compara, anotó en dos ocasiones en una victoria por 3-1 que da al Real Madrid el pase a la final de la Copa del Rey.

El portugués se ha deshecho de las acusaciones de que desaparece cuando las cosas se ponen difíciles, y al anotar ante el Barça ha superado el récord de Messi, convirtiéndose en el primer jugador que marca en seis clásicos consecutivos fuera de casa.

"Se trata del equipo, no de si Messi está mejor o peor", dijo el centrocampista del Barça y de la selección en una rueda de prensa defendiendo a su compañero de equipo.

"Hemos marcado muchos goles, y también él en particular. Es sólo que en estos dos partidos nos ha faltado finura o frescura para acabar las jugadas. Cuando el equipo no funciona, es responsabilidad de todos".

Messi, que juega casi todos los partidos del club, se ha parecido estos días al solitario jugador que fue hace unos años con la selección argentina, cuando se le acusaba de no rendir como internacional.

Sin embargo, este fin de semana rechazó las sugerencias de que pudiera estar cansado, diciendo a Barça TV: "Estoy acostumbrado a jugar muchos partidos, y lo prefiero así. Me siento mejor si no descanso".

MÁXIMO GOLEADOR   Continuación...

 
A Lionel Messi rara vez se la ha acusado de no rendir al máximo en los grandes partidos, y ha marcado goles en dos finales europeas, pero tras sus flojas actuaciones contra el AC Milan y el Real Madrid, comienzan a surgir dudas. En la imagen, Lionel Messi durante el partido en el Camp Nou el 26 de febrero de 2013. REUTERS/Gustau Nacarino