En la vanguardia de la lucha contra el amaño de partidos

miércoles 20 de febrero de 2013 09:25 CET
 

LONDRES (Reuters) - Un piso georgiano en un suburbio de Londres elegante y lleno de árboles acoge a un equipo de expertos en juego en torno a docenas de pantallas de ordenador que muestran resultados de partidos en todo el mundo. Sin embargo, no hacen sus apuestas ni ganan o pierden dinero. Es la vanguardia de la guerra contra el amaño de partidos de fútbol.

La industria multimillonaria del fútbol se vio sacudida a principios de este mes cuando la policía y los fiscales europeos dijeron que cientos de partidos podrían haber sido amañados dentro de una trama de apuestas mundial dirigida desde Singapur.

Para ayudar a los organismos rectores del fútbol a abordar el problema, compañías como Sportradar analizan los movimientos de apuestas para detectar el amaño de partidos, mientras que la FIFA también ha establecido un sistema interno denominado Early Warning System (EWS).

En Europa, un grupo de 15 de corredores de apuestas trabajan juntos en la Asociación Europea de Seguridad Deportiva (ESSA), compartiendo información sobre modelos de apuestas sospechosos vía correo electrónico.

Pero la escala del problema, con los partidos clasificatorios para el Mundial y el buque insignia que es la Liga de Campeones en Europa bajo sospecha, así como partidos en Asia, África y América Latina, necesita una solución global, dijo el ex director de seguridad en la FIFA Chris Eaton.

"Un sistema de advertencia tiene que ser global, las apuestas son globales", dijo a Reuters.

Sportradar forma parte de una industria emergente que ha crecido alrededor de esfuerzos oficiales para acabar con el amaño en el deporte, especialmente en fútbol. Los empleados de la empresa controlan 300 o más corredores de apuestas y más de 30.000 encuentros al año para el organismo rector del fútbol europeo, la UEFA.

Ben Paterson, manager de Sportradar, dijo que su firma identifica entre 250 y 300 partidos de fútbol sospechosos cada año y que esas cifras no dan señales de cambiar.

"Muchas personas están haciendo muchas cosas para contener el amaño de partidos, pero todavía vemos como las cifras se mantienen, si no aumentan ligeramente", agregó.   Continuación...

 
Un piso georgiano en un suburbio de Londres elegante y lleno de árboles acoge a un equipo de expertos en juego en torno a docenas de pantallas de ordenador que muestran resultados de partidos en todo el mundo. Sin embargo, no hacen sus apuestas ni ganan o pierden dinero. Es la vanguardia de la guerra contra el amaño de partidos de fútbol. En la imagen, de archivo, Chris Eaton, director de seguridad de la FIFA en una conferencia sobre fútbol en San Salvador. REUTERS/Luis Galdamez/Files