18 de febrero de 2013 / 13:03 / hace 4 años

Alonso estrena el F138 el martes, culminando una pretemporada austera

Fernando Alonso probará el martes por primera vez el nuevo Ferrari, en el mismo día en que Williams se convertirá en la última escudería en desvelar su monoplaza para la temporada 2013. En la imagen facilitada el 1 de febrero poel seicio de prensa de Ferrari, el piloto asturiano posa con el Ferrari F138 en su presentación.Ferrari Press Office/Handout

LONDRES (Reuters) - Fernando Alonso probará el martes por primera vez el nuevo Ferrari, en el mismo día en que Williams se convertirá en la última escudería en desvelar su monoplaza para la temporada 2013.

Aún así, no habrá mucha fanfarria en la segunda tanda de entrenamientos de pretemporada que van a tener lugar en el circuito barcelonés de Montmeló a partir del martes, después de las primeras sesiones en Jerez del 5 al 8 de febrero.

En el pasado, las presentaciones de los monoplazas eran una excusa para celebrar ceremonias fastuosas, normalmente en emplazamientos glamurosos, o con invitados como las Spice Girls. En la actual época de austeridad, esos gestos derrochadores son parte del pasado.

Atrás quedan actos como el de Benetton en 2001, cuando mostró su coche sobre un pedestal en la plaza veneciana de San Marcos, o el de Jordan en 1998, contratando al Circo del Sol en el Albert Hall londinense.

Este año han predominado unas puestas en escena austeras, en las que los coches relucientes salían del garaje al circuito, y después de unas breves palabras de los jefes de escudería y de los pilotos, ya se ponían a dar unas vueltas.

Marussia ni siquiera hizo eso: enseñó su coche en Jerez colocándolo en la parrilla de salida y le quitó la sábana, sin tener siquiera un piloto que lo acompañara.

Los campeones, Red Bull, sí sacaron el champán y dieron un ágape a los invitados, pero aparte de eso mostraron el coche en la factoría, al igual que McLaren y Ferrari.

"Hay unas lecciones de realidad circulando", dijo el jefe de McLaren, Martin Whitmarsh, cuyo equipo hizo una presentación en la que mostraron una colección de sus coches más clásicos para celebrar el 50 aniversario de McLaren.

"Solíamos contratar el Alexandra Palace (un lujoso recinto de Londres), y las presentaciones eran como competiciones. Ahora la gente ya no quiere ver grandes espectáculos de un millón de libras (1,16 millones de euros). Los tiempos han cambiado. Llegamos al nivel máximo", añadió.

Williams serán los últimos en presentar el coche, aunque ya ha dado a conocer sus adornos y ha probado algunas piezas. El interés estará en ver al venezolano Pastor Maldonado, que tendrá que hacer muchos kilómetros en los entrenamientos.

Ferrari probó el F138 con el brasileño Felipe Massa en Jerez, donde Alonso estuvo ausente mientras se dedicaba a la preparación física. El martes será la primera prueba del español ante su público en un coche que tiene un aspecto prometedor y con el que espera conseguir su tercer título.

El ambiente en la Fórmula Uno, incluso aunque la escudería más pequeña siga gastando decenas de millones de dólares al año, es muy distinto al de los años de los excesos, en los 90 y principios del nuevo siglo.

"Creo que hemos crecido como deporte, y nos hemos dado cuenta de que llega un momento en el que eso (el lujo) ya no es atractivo, y ahora se trata de la eficacia", afirmó Whitmarsh.

"Si nos vieran aún como el deporte que derrocha dinero y engulle litros de gasolina como presumíamos con tanto orgullo en los 80, creo que perderíamos relevancia y contacto con nuestros espectadores", añadió.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below